Fiesta de Las Cuadrillas 2015 (Meta). 2/2

Domingo 15 de noviembre de 2015

Llegué a San Martín justo para ver pasar el Desfile Ecuestre de las Cuadrillas, que va rumbo a la Plaza Gabino de Balboa, un misionero español creador de la fiesta con la cual se celebraba la llegada del nuevo año.

CF
Cartel para promocionar la Fiesta en 2015.

La ‘Fiesta de las Cuadrillas’ que tiene hoy su evento insignia, es una celebración autóctona que cumple 280 años, pues se viene efectuando desde 1.735 y ya fue declarada  Patrimonio Inmaterial de la Nación.

Lo primero que hice al llegar a San Martín fue almorzar con cachama asada, de las que venden a la entrada y colocan al calor de las brasas, en varillas formando un cono. Qué delicia, cuánta suavidad y sabor.

C
¿Quién quiere cachama asada?

La tarde está abierta, apenas para esta fiesta colorida y única.

El espectáculo central de la celebración es la cabalgata de 48 binomios, con doce integrantes de cada subgrupo: Moros, Guahibos, Cachaceros y Galanes.

Casi todas las tribunas del coliseo están repletas de espectadores, muchos de los cuales vinieron de Villavicencio y otras ciudades del país.

Este año encuentro a los colonos con un uniforme diferente al del 2009, hasta más bonito, en colores negro y blanco y cabalgando bestias cándidas.

CB
Colonos sobre cabalgaduras blancas.

El día está inmejorable. Qué cielo tan hermoso, cuán bellas las pocas nubes que se forman sobre el horizonte.

IC
Desfilan Indios rojos y colonos blancos.

Un fotógrafo amigo me cuenta cómo el año pasado el Festival fue en medio de la lluvia la cual deslució un poco el espectáculo. Hoy tengo la fortuna de asistir a la fiesta  en una tarde brillante y veraniega como ninguna.

Una banda de pueblo ameniza la fiesta desde un carruaje en tanto que adelante un lugareño disfrazado de diablo, es el encargado de los voladores y las recámaras en cada esquina.

Afortunadamente no hay maicena como me dicen que sí tiran en el albazo de las cinco de la mañana.

$G
He aquí los cuatro grupos de participantes.

Dentro del colorido de la fiesta hay un detalle para subrayar: los caballos de cada grupo son de un color característico y tienen aperos y correas del mismo tono.

Los cachaceros montan bestias negras; los moros cabalgan sobre alazanes amarillos; los guahibos o indios avanzan sobre cabalgaduras rojas y los españoles o galanes desfilan montados sobre caballos blancos.

NG
Negros o Gachaceros con atuendos de miedo.

Muy bonitos los disfraces, especialmente el de los guahibos o indios por ese color rojo intenso que me encanta.

Los negros o Cachaceros lucen prendas como de la selva: pieles de animales salvajes, calaveras de toro, conchas de armadillo, en fin se ingenian muchas formas para darle a la indumentaria un aspecto silvestre y primitivo.

Los galanes o españoles se distinguen al momento por su casco semejante a gladiadores romanos.

IR
Indios o Rojos lucen prendas características.

Y los moros no se confunden por el turbante que aseguran en la cabeza con el respectivo cordón de trenza.

Casi todas las tribunas están llenas porque, y ese es otro mérito de esta fiesta, el acceso al espectáculo es gratis y no tiene casi patrocinadores comerciales.

Lo que sí me extrañó fue que la imagen de San Martín que por estos días permanece a la entrada de la iglesia, fuera llevada no en andas, ni en procesión, sino dentro de la carrocería de una campero, sin más arreglos ni flores.

LM
Laura, la hermosa madrina de San Martín.

Sin embargo, Laura una chica bella que ejerce como madrina del santo, acompaña la imagen del patrono instaurada en el centro del coliseo.

Ah, se me olvidaba destacar la participación de los cuadrilleritos, niños entre 7 y 13 años que se visten con las mismas prendas de los grandes y se preparan desde ahora para ser los herederos de la tradición.

Me encanta que esta bella costumbre se enseñe y promueva entre los niños. Aquí me explican cómo esto de ser cuadrillero es algo que se hereda de padres a hijos, así como los cargueros de la semana santa en Popayán o SFA.

TH
Tradición que se transmite a los hijos.

Como queda dicho, son 12 cuadrilleros por grupo que llevan las prendas distintivas con orgullo y bastante esmero. Sus hijos, los ‘cuadrilleritos’, hacen el curso de preparación durante varios años luciendo prendas similares y desfilando adelante de los mayores.

Un aspecto destacable de este festejo es que está libre de violencia a pesar de simbolizar el enfrentamiento de varios grupos raciales.

VR
Vuelta al ruedo de los cuatro grupos.

El espectáculo termina cuando, por parejas caballeros de distintas cuadrillas apuestan carreras en persecuciones por la pista lateral de la plaza.

Con gran riesgo llegan a velocidades que solo expertos caballistas son capaces de conseguir sin caerse de la cabalgadura.

A estas pruebas las llaman las ‘alcancías’, es decir, juegan a alcanzar al otro.

Después de cuatro horas de celebración, hermoso colorido y bellísimo espectáculo se dio por terminado el

Escultura en homenaje a las Fiestas en un parque.
Escultura en homenaje a las Fiestas.

evento y cada uno regresó al pueblo para continuar la Fiesta.

El próximo martes cuando todo haya terminado, se hará realidad lo que bellamente describe Juan Manuel Serrat en su canción de los años 60:

Y con la resaca a cuestas
vuelve el pobre a su pobreza,
vuelve el rico a su riqueza
y el señor cura a sus misas.

La de las Cuadrillas es quizá la fiesta más auténtica de las que he asistido en Colombia.

BD
Cada caballero lleva un banderín distintivo.

El alcalde de San Martín de los Llanos hasta el 2019 es el señor Jhonatan David Neira, quien ganó por solo 60 votos de ventaja sobre su inmediato opositor.

Este municipio tiene en total 21.400 habitantes, de los cuales 18.200 viven en el casco urbano y el resto: 3.200 habitan en los campos.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *