Mompox (Bolívar) 2/2.

Miércoles 13 de septiembre de 2017

La depresión momposina.

Esta semana la he dedicado a visitar los pueblos de la depresión momposina correspondiente a los departamentos de Bolívar y Magdalena.

SC
Pilares y ventanas con soporte de copa, típicas de Mompox.

Cicuco, San Zenón, Pijiño del Carmen, Talaigua Nuevo y Santa Ana los he recorrido en moto, gracias a Oswaldo, un lugareño que conoce como ninguno la zona y con  quien he viajado de parrillero por vías empolvadas y algunas con pavimento.

Los dos días que siguen los dedicaré a Mompox, uno de los pueblos más bellos de Colombia, tanto como Barichara, aunque cada uno tiene ventajas propias al clima y la topografía.

CF
Iglesia y Convento de los Franciscanos en Mompox.

El viaje de Talaigua Nuevo a Mompox, ya en auto colectivo y atento a las melodías del programa radial ‘Acordeones & Cantores’, fue lo más de entretenido.

Una cosa es escuchar vallenatos en la fría Bogotá y otra muy diferente oírlos a orillas del Magdalena, donde la cadencia de los ritmos va a tono con las aguas del gran río.

Turismo creciente.

Al llegar a Mompox  pude tomar fotos al cartel de letras originales y coloridas que anuncian la llegada a la ciudad colonial.

LF
Pescados recién cogidos y tasajeados y listos para freír.

También a la entrada se encuentra el aeropuerto San Bernardo que, según me cuentan, le van a ampliar la pista para que puedan aterrizar aviones más grandes.

Me entero que todos los días sale bus desde Mompox hasta Medellín vía El Banco y La Lisama, sin utilizar el Ferry.

El recorrido, claro está es más largo y demorado que por Magangué, por donde hay que hacer trasbordo.

BG
Fachadas decoradas con naturaleza y buen gusto.

Últimamente se ha incrementado el turismo hacia Mompox, y lo será cada vez más cuando en el 2019 inauguren el nuevo puente que permitirá llegar en carro hasta la ciudad patrimonial. Desde Barranquilla, Santa Marta o Valledupar, también es posible hacer el viaje directo en auto, pasando por Bosconia, La Gloria y Santa Ana.

Ya en el centro histórico de Mompox, entre la Plaza de la Libertad y el Parque de Bolívar, me arrendaron una habitación inmensa, con cama doble de colchón duro, ventilador y aire acondicionado.

CM
Calle del medio, la más central de Mompox.

En la pieza No. 4, ubicada al final de la casona, cerca al solar con árboles sombríos podré descansar tan bien como en casa.

Ventajas comparativas.

Con frecuencia me preguntan cuál es el pueblo más hermoso de los 950 municipios que he visitado en Colombia.

SB
Una de los templos más bellos y originales de Colombia.

No podría recomendar un destino concreto, para mí los pueblos son como las personas: cada uno tiene sus atributos propios, buenos y regulares.

De todas maneras Mompox sí es uno de los  pueblos más bellos de Colombia, tanto como Barichara o Santa Fe de Antioquia.

CC
Calle colonial al amanecer de un día de semana.

Por ser de clima cálido y completamente plano, Mompox se presta para la tertulia nocturna en plazas y bares.

También para que las mujeres exhiban sus cuerpos esculturales, lo que no es muy frecuente en poblaciones de clima frío.

IC
Iglesia de la Inmaculada Concepción, con plaza al frente.

Frente a la iglesia de la Inmaculada Concepción, parecida a la de Santo Domingo en Cartagena, hay cafés con mesas afuera en donde en la noche el calor se aminora con la brisa que viene del río.

El brazo del Magdalena al lado de la ciudad, es otro plus de Mompox.

PL
Alcaldía y Plaza de la Libertad en el centro de la ciudad.

Anduve por la Alcaldía, de edificación antigua, preciosa, con la Plaza de la Libertad al frente, y en cuyo pedestal se lee la frase de Bolivar:

‘Si a Caracas debo la vida, a Mompox debo la gloria’.

Calles en cuadrícula.

De mis anteriores venidas a Mompox recuerdo las cinco carreras principales: La Albarrada, la del Medio, la de Atrás, la cuarta en el Colegio Pinillos y la quinta, por los lados del cementerio.

CP
Patio central del Colegio Pinillos, el más tradicional de Mompox.

Un aspecto importante para tener en cuenta cuando se viene a Mompox es que la mayoría de las edificaciones e iglesias: Santa Bárbara, San Francisco, Concepción y los Dominicos, tienen sol favorable en horas de la tarde.

Algo muy bueno de Mompox es que acá el tiempo rinde una barbaridad. Cuando cree uno que son las cinco de la tarde, apenas si son las tres y media.

CL
Corredor con lámparas al despuntar el día.

En moto-taxi llegué hasta la calle del Medio, a la altura del callejón Coco Solo. En una casa donde se reunían en sillas mecedoras, me invitaron a participar en la tertulia familiar e incluso me sirvieron un delicioso tinto.

La novedad: Los Monos aulladores.

Nunca esperé encontrar animales tan grandes caminando por los cables de la energía y los techos de las casas.

MA
Monos aulladores que se la pasan por tejados y cables eléctricos.

Se ven muy bien estos monos aulladores, aunque son nada pequeños. Si uno les ofrece banano, inmediatamente bajan por él, les fascina.

Al atardecer estuve frente a la iglesia de Santa Bárbara, esperando que encendieran las luces. Pero como que solo las prenden los fines de semana.

De todas maneras, en Mompox los motivos para fotografiar están a cada paso.

OF
No hay que buscar mucho para encontrar objetivos dignos de fotografiar.

Luego camino por la calle de la Albarrada que se ve hermosa con los faroles encendidos y cuando todavía no está del todo oscuro.

Si alguna embarcación cruza por el río, es imperdible contemplar las luces del bote, cómo se reflejan en las aguas tranquilas.

En tiempo frío o en semana, después de las siete de la noche Mompox se duerme, a no ser en las plazas y bares donde siempre habrá buena música y turistas, incluso en temporada baja.

La Albarrada.

Al siguiente día me esperaba una mañana estelar, de sol fuerte y mucha luz. Desde las 5:30 estuve frente a la iglesia de Santa Bárbara y luego anduve a pie por la calle de la Albarrada.

LA
Una de las calles más hermosas d Mompox: la Albarrada.

Por esta vía no circulan carros, los faroles aún no se han apagado y eventualmente se ve pasar un estudiante o persona mayor en bicicleta.

No, qué belleza de calle y qué hora inmejorable para fotografiarla.

Aunque en Mompox casi no hay pordioseros, me encontré con un hombre sin hogar que, meditabundo y triste no respondió al saludo con palabras, sino con una mirada inquisidora.

SH
Mirada penetrante de un hombre sin hogar.

Más adelante estuve en la iglesia de los Franciscanos y en la plaza de mercado.

Acá viven en total 41.000 momposinos, 23.000 en el pueblo y 18.000 en las veredas.

La alcaldesa de Mompox hasta el 2019 es la señora Nubia Isabel Quebedo Ángel.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *