Planeta Rica (Córdoba).

Sábado 31 de mayo de 2014

Planeta Rica está a igual distancia de Montería y Caucasia y allí se fusionan las dos culturas: costeña y paisa.

BI
Bolívar e Iglesia en Planeta.

Cuando se viaja por conocer y sin afán, no importa que el carro vaya despacio. Por eso no me preocupó que la buseta que abordé en Sincelejo, fuera un vehículo viejo. Si no anda rápido,  pues más tiempo tendré para observar todo lo que el paisaje me ofrece. Eso sí, tuve muy en cuenta para dónde estaría el sol, a fin que no pegara contra mi ventana y, en cambio, iluminara todo lo novedoso que se ve afuera.

A las 10:15 pasamos por El Viajano, en donde están las partidas para San Marcos. Más adelante, lo de siempre: parada en la estación de servicio a echar combustible. En la costa no se acostumbra llenar el tanque la víspera del viaje, sino que a mitad de camino le echan lo preciso para lo que falta de recorrido. No es como en el interior, donde los vehículos llegan al Terminal con el tanque full, porque la noche anterior se hizo lo correcto.

R
Monumento a los Raicilleros Fundadores.

Planeta Rica fue fundado en 1.855 por raicilleros: colonos que llegaron a la zona a cultivar quina, caucho e ipecacuana. Una escultura de los Raicilleros, que hay a la entrada al pueblo, fue presa de vándalos, seguramente personas que no estuvieron de acuerdo con el alcalde anterior, que hizo construir ese monumento. Eso me cuenta el mototaxista que me entró al pueblo, desde la troncal.

El alcalde actual de Plante Rica, hasta el 2015, es el señor Rubén Darío Tamayo Espitia. Este burgomaestre como que sí gusta, pues ha hecho pavimentar varias calles que todavía en pleno siglo XXI estaban en tierra. Los anteriores alcaldes como que no hicieron mayor cosa en favor de la comunidad.

IPR
Iglesia de Planeta Rica.

Este es un pueblo grande, en total son 62.000 planetarricenses, de los cuales 38.000 viven en el pueblo  y 24.000 en las fincas, casi siempre ganaderas.

Ya en la plaza principal, dejé mi morral al cuidado de una vendedora de chance, y salí a conocer Planeta. Se ven muy pocos árboles en las calles, algunas todavía sin pavimentar. Solo anduve por una gran avenida, con palmeras en el separador. Ahí construyen el nuevo Centro Comercial Planeta Rica.

En Planeta se celebran cada año las corralejas, durante las fiestas de la Virgen de la Candelaria, en febrero. En 1.989 murió acá el gran juglar Alejo Durán.

CC
Calle Comercial.

La iglesia, de dos torres, cuadradas y sin mucho diseño. El interior bien sencillo, pero con suficientes bancas de madera.

El parque central sí es agradable y sombrío. La estatua pedestre del Libertador, adorna el centro del espacio público. Lo que más me gustó de la plaza principal, fue el árbol de lluvia de oro que engalana uno de los costados.

C
Canecas para transportar agua.

En la calle más comercial, hay muchos almacenes de ropa, calzado y las baratijas chinas que, hoy no faltan en ninguna población. Lo que más me gustó, fue el sitio que, varias personas me recomendaron visitar. Se llama ‘El Pital’, y es el área donde se toma el agua para toda la comunidad. Porque Planeta Rica no tiene acueducto.

Así que en un nacimiento de agua llamado El Pital, cavaron doce pozos, y hasta allí van unos 50 coches de tracción equina, que llenan su par de canecas y luego reparten el líquido por todo el pueblo. Es algo macondiano que a estas alturas se da en Planeta ‘Pobre’. Porque sí, no tener servicio de agua en las casas, no es ninguna riqueza.

EP
Coche en El Pital.

Y un señor de edad se quejaba porque, el agua de ‘El Pital’,

‘…a las mujeres las calienta y a los hombres los vuelve maricas’.

En fin que me pareció muy divertido cuando mi moto-taxista me llevó hasta ‘El Pital’, en donde me hice amigo de los cocheros que esperaban turno para llenar las canecas.

Tomé algunas fotos, mientras le preguntaba a mis amigos, cuál caballo era el más bonito y, claro, cada uno quería que le fotografiara el suyo. Luego de cada vista, pasaba por frente a los cocheros, mostrándole la pantalla de mi cámara. Cómo se admiraban de la belleza de la foto y de lo maravilloso de la tecnología actual.

Félix, mi conductor de moto me cuenta la razón por la cual, aquí ningún conductor usa casco protector: hace como cuatro años hubo una época muy violenta en Planeta Rica y Caucasia. Los asesinatos por parte de sicarios, eran frecuentes, de ahí que las autoridades tuvieron que prohibir el uso del casco a los motociclistas, pues tras él se escondían los matones que cometían esos crímenes. Pa’ que vea, cómo una medida de seguridad, pasó a ser un atentado contra la tranquilidad. Esto también parece macondiano.

Bueno, le agradezco a mi chofer y guía sus servicios, y tomo una gaseosa sobre la carretera troncal, en la cual abordaré transporte para Caucasia. Pero no hay afán, vale la pena escuchar la canción de Diomédez: ‘Cantando’, con la cual me complace el cantinero.

T
Trío con camisa del mismo color.

Y fue el bar-man, quien cayó en cuenta que los tres hombres que estábamos sentados en dos mesas contiguas, estábamos con camiseta de color naranja. Entonces fue motivo para tomarnos una foto a los tres ‘zanahorios’. Qué caso!

A la salida de Planeta, está una planta grande de tratamiento de leche, perteneciente a Colanta. La lechería es una de las principales fuentes de ingreso de los planetarios. Y en el kilómetro 27, yendo hacia Caucasia, está la entrada al Zooparque Los Caimanes, donde se crían y pueden admirar esos reptiles.

BL
Bollo limpio empacado en hojas de viao.

Como buen pueblo costeño, en Planeta se acompaña las comidas con bollo limpio, en reemplazo de la arepa paisa. Una pila de esos preparados a base de maíz, llegó a la tienda cuando yo esperaba transporte.

Otra cosa que observo con cuidado, son los montículos de tierra que se ven a veces, regados por los pastizales. Me imagino que son hormigueros gigantes,  que crecen naturalmente.

Bueno, muy entretenida estuvo mi visita a Planeta Rica, un pueblo que merece mejor suerte, ojalá los próximos gobernantes hagan más por esta tierra.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.