Puerto López (Meta).

Jueves 22 de Febrero de 2007:

Puerto López se encuentra a 94 kilómetros al oriente de Villavicencio. Este es un municipio grande, puerto fluvial sobre el río Meta, cuyo nombre recuerda al presidente Alfonso López Pumarejo, quien además donó los terrenos para su fundación.

CN
Cae la noche en los Llanos.

Según el último censo, en este municipio viven en total 29 mil portolopenses, de los cuales 18.500 residen en el casco urbano, y el resto: 10.500  habitan en las veredas.

Para conocer los llanos orientales, hago parte de una excursión organizada por una Caja de Compensación.

EA
Compañeros entusiastas y amables.

Este grupo de paseantes tiene la particularidad que todos somos adultos.

No como en otras excursiones de Comfama en donde ha habido niños o jóvenes. De pronto esa circunstancia ha hecho que seamos un conjunto muy compacto y que nos hayamos entendido bastante bien.

Ahora viajamos desde Villavicencio por el oriente del departamento del Meta, hacia la zona de Puerto López en la que ya si vemos puro paisaje llanero. Las montañas del pie de monte quedaron atrás y lo que veremos es solo planicies donde pasta el ganado.

Infortunadamente por el verano ha habido varios incendios en los potreros.

M
Machín para extraer petróleo.

Esta zona es también de explotación petrolera, como los pozos de Apiay y Pachiaquiaro.

Por eso no es raro encontrar al lado de la carretera, machines en funcionamiento, lo mismo que carrotanques que llevan el crudo para Barrancabermeja.

Los peajes por acá son costosos incluso para los vehículos pequeños.

FC
En Puerto López se celebran las Fiestas del Canoero.

Al llegar a Puerto López nos bajamos del bus para posar frente al monumento al Canoero.

El casco urbano lo conoceremos al regreso, por ahora nos dirigimos al Puente Carlos Lleras Restrepo, sobre el río Meta.

Hace una tarde hermosa, un cielo abierto con unos cuantos copos de nubes sobre el horizonte.

Montaremos en Falca, una barca grande con techo, que navega sobre el río. Este río Meta desemboca en el Orinoco, en los límites con Venezuela, o sea que es la vía más expedita para llevar el ganado que se exporta al vecino país.

Bajamos del bus y nos subimos a la Falca. Debido al intenso verano el caudal del río está muy reducido, razón por la cual para arrancar, la Falca tuvo que ser auxiliada por una barca nodriza que le ayudó a dar una vuelta completa sobre el estrecho cauce y la condujo hasta el centro de la corriente.

DF
Decoración en la cubierta de la Falca.

La Falca Navar City que abordamos, tiene en su interior unas pinturas decorativas con paisajes regionales que nos recuerdan los camiones de escalera de nuestros pueblos de montaña.

Uno de los canoeros me cuenta cómo esta Falca a veces va hasta Puerto Carreño, capital del Vichada, a llevar víveres. De bajada se demora siete días navegando solo de día. Al regreso y en contra corriente gasta los mismos siete días, pero navegando también durante la noche. Estos viajes son frecuentes durante el invierno cuando las carreteras se vuelven intransitables para los camioneros.

EG
Embarcaciones para transportar ganado.

Casi todos los víveres que se consumen en Puerto Carreño son muy costosos pues la mayoría se transportan por vía aérea desde Bogotá. La papa sobre todo se consigue allá a precios de oro.

Sebastián es un niño de nueve años que hace show de baile llanero, con su sombrero negro y las chancletas de lona. Lo hace muy bien y con nosotros invitó a bailar a varias compañeras.

Luego se hizo el concurso para ver a cual de los hombres le quedaba mejor el sombrero llanero y por unanimidad las damas votaron por Carlos quien fue elegido como el ‘Caballero Llanero’.

EM
Embarcación Militar.

Casi no anduvimos río abajo, sino que el paseo fue de ida y vuelta varias veces sobre un pequeño trayecto del río. Mientras tanto las chicas se  divirtieron saludando a unos ‘papacitos’ de la marina que estaban en una fragata anclada a la orilla. También había barcos ganaderos y otros más, de pasajeros y de carga.

Pasadas de las cuatro de la tarde dejamos la Falca y nos dirigimos en el bus al Alto de Menegua, en donde geográficamente está ubicado el centro de Colombia.

OO
Obelisco en el Ombligo de Colombia.

Se trata de una altiplanicie, en donde se levanta un Obelisco con figuras en cada uno de sus lados, que hacen referencias a diferentes momentos históricos del Meta y Los Llanos.

O sea que estamos en el punto más equidistante de Colombia. A esta hora de las cinco de la tarde hace un día bellísimo, la brisa nos acaricia el rostro mientras la luz es cada vez más amarilla y tenue.

Alrededor del obelisco hay dispuestas bancas para ver el atardecer. Todos nos ponemos a chacotear a la espera de cuando el sol caiga en el horizonte. Nos divertimos mucho con nuestra guía quien hoy está más loca que nunca, hablando de la reencarnación.

Poco a poco el sol está bajando y cada vez se ve más intenso el color de anaranjado a rojo. Todos nos extasiamos viendo esa bola escarlata en que se ha convertido el astro rey. Ya muy cerca de la línea del horizonte unas nubes pequeñas le dibujaron vetas horizontales al sol, que lo hacen ver como un velero.

A las 5:58 la gran estrella se ocultó definitivamente y todos aplaudimos para celebrar su ocaso.

EO
Excursionistas esperandpo el ocaso.

Hemos presenciado un atardecer muy agradable. Poco a poco entra la noche mientras las chicharras le hacen competencia al equipo de sonido por el cual se emite música llanera. Al principio a casi ninguno nos gustaba ese tipo de música, pero ya en los Llanos como que se escucha muy bien.

Nos sentimos plenos de felicidad, bajo un cielo libre de nubes que a esta hora empieza a llenarse de estrellas. Un cacho de luna cada día más gordo, se ha instalado ya en el firmamento.

A las seis y veinte nos llaman al bus que nos espera con el aire acondicionado  en funcionamiento. De regreso pasamos el puente sobre el río Meta.

El atardecer naranja se refleja en sus aguas mientras un canoero tardío, dibuja un abanico estelar detrás de la pequeña embarcación. Es de verdad muy hermoso este paisaje de los llanos, especialmente los atardeceres como el que nos tocó presenciar hoy.

Ya de noche nos bajamos en Puerto López a conocer una iglesia moderna y sin gracia y como atravesada en una esquina, en diagonal.  El parque está recién remodelado y debido al verano reciente, sus árboles lucen secos y sin hojas.

AM
Bello atardecer en el Alto de Menegua.

A esta hora de la noche Puerto López parece solo, pero es un municipio grande y bien dotado: con Concha Acústica, Coliseo y Casa de la Cultura. De todas maneras me dejaron mejor impresión los pueblos del norte del Meta: Cumaral y Restrepo.

El regreso a Villavicencio, ya de noche y con buena música fue inolvidable!  Qué clima tan agradable, qué noche tan bella y cuánta satisfacción sentimos después de haber vivido este día sin par.

La carretera está muy bien señalizada. Tanto los estoperoles como las ‘colombinas’ resplandecen lo más de bonito, en medio de la oscuridad. A las nueve de la noche entramos a la hacienda San José, en las afueras de Villavicencio,  para cenar y, a dormir.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.