Quebradanegra (Cundinamarca).

Quebradanegra se encuentra a 113 kilómetros al noroccidente de Bogotá.

Centro.
Centro de Quebradanegra.

En Villeta se toma el transporte con destino La Magdalena y Quebradanegra, pueblos pertenecientes a la provincia de Gualivá.

Después de Villeta se sube hasta el alto para seguir por terreno plano hasta La Magdalena; y desde ahí a 5 kilómetros por carretera en ascenso, se llega a Quebradanegra.

Corregimiento grande.

La Magdalena es el principal corregimiento de Quebradanegra, tal vez más extenso o al menos con mayor movimiento comercial que la cabecera municipal. Algo así como Sucre con respecto a Olaya en el occidente antioqueño.

La Magdalena tiene iglesia de construcción reciente y una plaza amplia. En la inspección de policía hay panaderías, en cambio en Quebradanegra si acaso una o dos.

Frontis.
Capilla de La Magdalena.

En fines de semana corrientes, los balnearios y piscinas del corregimiento se mantienen llenos de turistas, en su mayoría bogotanos que vienen a descansar del frío capitalino.

La próxima vez que venga a La Magdalena traeré vestido de baño para darme un chapuzón en el balneario Charco Azul.

Calle principal.
Centro de La Magdalena.

En las Fiestas del Campesino y San Roque patrono de la parroquia, es cuando a Quebradanegra llegan muchos más turistas que al corregimiento.

El municipio.

A Quebradanegra se ingresa a través de una calle amplia y decente.

Lo característico de este destino es que todo lo importante se encuentra en el marco de la plaza: el Hospital, el colegio Alfredo Vásquez Cobo, la alcaldía con excelente edificación, el parque con cancha mixta y elementos de gimnasia.

Cancha.
Parque principal.
Germán en la plaza.
Colegio Alfredo Vásquez Cobo.

Me llamó la atención cómo son de amables los funcionarios oficiales.

Por estos días muchas de las fachadas de las casas están pintadas de rosado y blanco. Parece que acá no hay ladrilleras pues no existen techos con teja de barro, solo láminas de asbesto o zinc.

Calle.
Cubiertas en lámina.
Templo.
Interior de la Iglesia.

La fachada de la iglesia es una espadaña sencilla decorada con cuatro palmeras frente al atrio elevado. Por dentro se destacan los arcos ojivales; es un templo de poca capacidad pero de vista agradable.

Mirador y vecindad.

Aunque en Quebradanegra no hay moto-taxis, un joven que trabaja en vigilancia me subió en su moto a La Asomadera, el barrio alto desde el cual, en horas de la tarde se consigue una buena panorámica del pueblo.

Al fondo se aprecia muy bien el casco urbano de Nimaima, el  municipio colindante.

Nimaima.
Nimaima desde Quebradanegra.

Lo que sí tiene muy bueno Quebradanegra es la zona boscosa que rodea al pueblo. El verde en el cual habitan pájaros y abundante fauna, prevalece en los contornos pendientes.

A las 4:30 regreso en la silla delantera de un campero Carpati blanco, modelo 1.975, muy bien conservado por su dueño.

Don Néstor me cuenta que en Villavicencio vive un escultor nacido en La Magdalena, y que ha hecho varias obras para exhibir en la capital del Meta. Se llama Oscar Julián Arias. Es el autor del Monumento al Arriero que fotografié en San Juanito (Meta).

4x4.
Transporte en campero.

Para los Llanos Orientales el artista plástico ha elaborado esculturas con asiento incluido de: Tigres, Dantas y Chigüiros. Y en el Parque de las Malokas se exhiben esculturas suyas alusivas a los Mitos Llaneros.

Drone Trips nos ofrece un interesante video con imágenes muy completas de Quebradanegra.

Hasta el 2015 el alcalde de Quebradanegra fue Felix A Nieto Barragán. Del 2016 al 2019 Julio César Triana León y hasta el 2023 administra el municipio el señor Gerardo Álvarez.

Alcaldía.
Alcaldía.

Acá viven en total cinco mil quebradanegrenses, quinientos en el pueblo y los 4.500 restantes en el corregimiento de La Magdalena y las veredas.

Jueves 28 de septiembre de 2017

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *