Salazar de las Palmas (Norte de Santander).

Miércoles 29 de julio de 2009:

Después de conocer a Salazar de las Palmas, me queda claro que vale la pena visitar este municipio:

  • Donde nació la caficultura colombiana. El que en el exterior no se hable de la Selección Colombia, sino del ‘Equipo Cafetero’, surgió en Salazar, gracias al jesuita Francisco Romero.
  • Cuna del maestro y compositor Luis Uribe Bueno, el precursor de las Bandas Juveniles en Colombia, y quien murió en Medellín en el año 2.000.
  • Centro de veneración de la Virgen de Nuestra Señora de Belén, imagen conocida como ‘La ojona’, cuyo santuario está en el Sendero y Pozo de los Siete Chorros.
ISP
Iglesia San Pablo en Salazar.

Una vez en el Terminal de Transportes de Cúcuta, procedente de Chinácota, decidí amanecer hoy en Salazar, municipio que vale la pena conocer. Por $ 9.000 ocupé puesto en un taxi colectivo que en una hora y 20 minutos me situó en Las Palmas.

El tema durante el recorrido fueron las medidas restrictivas que ha tomado el gobierno de Venezuela ante la crisis que se ha generado entre los presidentes Uribe y Chávez. Estas tertulias rodantes son geniales para conocer de todo.

Así que Hugo Chávez debió sentir sus orejas coloradas porque, durante buena parte del camino, no se hizo sino criticar su orgullo y afán imperialista y las medidas arbitrarias que ha tomado.

El conductor del colectivo nos contó la experiencia humillante que tuvo ‘al otro lado’, cuando le quitaron el mercado que hizo y, solo se lo devolvieron cuando entregó 500 mil bolívares.

PFR
Homenaje al P. Francisco Romero.

Salazar de las Palmas es importante para el país, porque allí nació la caficultura colombiana.  Fue gracias al Padre Francisco Romero, un sacerdote jesuita nacido en Bogotá, y enviado a ejercer como párroco en Salazar, como el café se propagó por todo el país. Y de Salazar de las Palmas salió la primera exportación del grano hacia Venezuela, a través del río Catatumbo, en 1.835.

El Padre Romero, de quien se levanta un busto en Salazar, pensaba más en economía que en indulgencias y fue así como se propuso impulsar el cultivo de la rubiácea, desde el confesonario.

P
Palmeras esbeltas en el parque.

De acuerdo a la gravedad de los pecados, imponía como penitencia a los feligreses sembrar 5, 10 o más palos de café y de esa manera el cultivo se propagó por Norte de Santander, Santander y luego Antioquia y lo que hoy se conoce como el Eje Cafetero, en donde la planta encontró tierras más aptas y gente ambiciosa y dedicada, para que el cultivo del café llegara a ser insignia del país y eje de su economía.

Al entrar a Salazar se pasa por La Puerta del Sol, el Hospital Nuestra Señora de Belén y la Plaza de Toros. Uno se pregunta: sí será tan necesaria esa localidad? Cuántas veces al año se utiliza?

La carretera a esta hora de la noche está muy sola y hasta azarosa, pues al final los contertulios recordaban lo que fueron las dos tomas guerrilleras a Salazar de las Palmas: en el 88 y en el 94. Así que  di gracias cuando me hospedé en la Hostería La Casona, a media cuadra del parque Cínera. A este cacique se rinde homenaje con un pedestal diseñado y fabricado en Nueva York.

CC
Cacique Cínera.

Antes de dormir estuve en el parque que es muy particular porque tiene 87 palmeras reales, de más de 40 metros de altura cada una. Se ven preciosas y en verdad es un parque único.

Ese espacio público está decorado con la escultura al Cacique Cínera, un líder indígena que opuso gran resistencia ante la invasión española, pero que fue muerto por el conquistador Diego de Montes. Más tarde Zulia, la princesa Cínera, tomó venganza y dio muerte al asesino de su padre.

Salazar tiene dos iglesias: la de San Pablo, la principal, de estilo gótico y más grande, pero que no pude conocer por dentro. Tiene en la fachada la imagen primitiva de los doce apóstoles, y hermosos rosetones y decorados góticos.

NSB
Capilla Nuestra Señora de Belén.

El otro templo más pequeño, es el de Nuestra Señora de Belén, la imagen que se apareció en un lienzo por el río Salazar. Por el color trigueño de sus piel y los grandes ojos, sus devotos la conocen como ‘la virgen morena’ o ‘la ojona’.

La capilla algo oscura y con columnas cuadradas y muy gruesas, exhibe en el centro del altar, el cuadro con la imagen de la Virgen de Belén, patrona del pueblo.

En Salazar de las Palmas dos terceras partes de la población son campesinos, y solo 3.500 salazareños habitan en el casco urbano.

El pueblo tiene dos calles principales: la de las Ánimas y la Naza, denominada así porque se parece a esa de trampa para pescar, hecha quizá de juncos, con boca angosta e interior amplio. El pez entra allí pero no puede salir luego. Algo parecido le ocurre a quien camina por la calle Naza.

Jueves 30 de julio de 2009:

VMG
Violinista Víctor Manuel Guerrero.

Desde las 4:30 de la madrugada las campanas de la iglesia se echaron a vuelo para celebrar el Ángelus. Pero luego de las cinco volvieron a sonar cada cuarto de hora, para llamar a los fieles a la misa de seis. Por su parte los pajaritos, con sus alegres trinos, también alegraron el amanecer palmareño.

A las seis de la mañana estuve en el parque fotografiando las 87 palmeras reales, el frontis de las iglesias, la Casa Cural entre la Alcaldía y el templo de Nuestra Señora de Belén, y la casa contiguo a la iglesia grande, en donde nació el compositor Luis Uribe Bueno.

LUB
Foto de Rodrigo Villamizar ‘Somos la Revista’.

El maestro Uribe Bueno fue el precursor de las Bandas Musicales que tanta fuerza tienen hoy en muchos municipios de Colombia. En Antioquia, Don Luis conformó y dotó de instrumentos más de cien bandas musicales.

Pero Uribe no es el único hombre famoso de Salazar. Junto al Palacio Municipal se ve el monumento para recordar a Víctor Manuel Guerrero, otro compositor y violinista salazareño.

Venir a Salazar es como regresar a los años 50. Sus calles se ven solitarias, pues no hay casi autos, y en la plaza principal reina el silencio. Saludo al vendedor de yuca que va de casa en casa ofreciendo su producto en una carreta primitiva.

Y
Vendedor de yuca, en calle principal.

Todo esto me recuerda mis años de infancia en un pueblo en el que la luz eléctrica era deficiente y se temía más a los espantos, que a los humanos.

A Salazar de las Palmas lo rodean montañas singulares: unas muy verdes y otras amarillas, pero todas majestuosas.

Desde hace cien años, las hermanas dominicas de la Presentación educan a los jóvenes de Salazar de las Palmas.

Ya llegó el bus que trae a los estudiantes de las veredas y por el parque de Salazar pasan los jóvenes del pueblo que tuvieron que bañarse con totuma o, de todas maneras, con agua chorreada. Si fue que se bañaron y no les pasó como a mí, que me dio pereza cargar baldados. Esta mañana amanecimos sin el servicio hídrico.

PP
Kiosco en la plaza principal.

Más tarde llegó el agua, me dí el baño de rigor, y bajé hasta la escuela con el morral acuestas, a esperar carro para Arboledas, municipio que también quiero conocer y que está a hora y media de Salazar de las Palmas.

Queda para una próxima venida, la visita a Los Siete Chorros y el baño en el pozo Juana Naranja. Cuenta la leyenda que Juana, la compañera del Cacique Cínera, vio en el río una naranja de oro y al tratar de cogerla, murió ahogada. Como buena tradición, esta historia tenía que terminar en tragedia, claro.

No esperé encontrar tanta historia y naturaleza virgen, en este bello municipio nortesantandereano. Volveré.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *