Santa Sofía (Boyacá).

En el segundo parque de Moniquirá se abordan las busetas que van para Santa Sofía. El pasaje para una hora de recorrido cuesta $7.000.

Cómo no detallar en el carro, los decorados encima del tablero: un escapulario con la Virgen del Carmen, un peluche de tigre albino, cojín del América de Cali y otro con la imagen de Micky Mouse.

Tigre.
Decorados de la buseta.

Pocos pasajeros

Como la mayoría de los viajeros van ‘para el camino’, me pude ubicar al lado del chofer con quien hice buenas migas.

A mitad del viaje el conductor me advierte la vista de Gachantivá, el pueblo cerca a Villa de Leyva que conocí este año. Como pude,  fotografié la panorámica en la que se destaca la iglesia monumental que construyeron en Gachantivá con los planos equivocados.

Guachantiva.
Vista el pueblo vecino.

Antes de llegar a Santa Sofía pasamos por el punto donde se anuncia la ‘Cuevo-teca’, una discoteca dentro de un subterráneo. Parece que los fines de semana vienen muchos jóvenes a pasar la noche en ese establecimiento.

Calle.
Calle central.

En Santa Sofía se ven más que todo personas de la tercera edad. Definitivamente los jóvenes que salen de los pueblos, no regresan a ‘la tierrita’ sino para las Fiestas del Retorno.

En la plaza principal, mi impresión fue más bien de asombro. No esperé encontrar un pueblo tan bonito, de plaza amplia y espacios bien decorados.

Curazao.
Parque central.

Los portales del parque adornados con curazaos florecidos, cautivan al más desprevenido. Una encopetada palmera  y otras plantas más pequeñas, adornan el parque central.  Los sofileños disponen también de una estación bio-saludable para  hacer gimnasia.

Dos iglesias

En Santa Sofía hay dos templos, uno en la plaza principal con hermosa fachada pero no muy grande, y el otro, la inmensa iglesia que construyeron en la parte alta, de estilo moderno, con arcos y torre separada del cuerpo eclesial.

Descresta ver en un municipio de solo setecientos habitantes en el casco urbano, una iglesia monumental.

Interior.
Cubierta sostenida con arcos.

En la casa parroquial saludé al cura que sí ‘huele a oveja’ y salió a abrir el templo para que yo fotografiara el interior.

La iglesia por dentro es impactante pero no tan agradable. Por fuera sí presenta una imagen imponente y armoniosa que contrasta muy bien frente al firmamento azul de esta tarde.

El sacerdote cuenta que esta iglesia tan grande se construyó cuando Santa Sofía tenía muchos más habitantes de los que tiene ahora, porque la de abajo era más bien pequeña. Todo el pueblo contribuyó en su construcción, no solo con ofrendas, sino con sus brazos.

Palmeras.
Templo monumental.

El nombre de Santa Sofía lo sugirió el General Rafael Reyes como homenaje a su esposa. Anteriormente este municipio se llamaba Guatoque, un nombre muy parecido a Guateque (Boyacá).

A un lado del templo mayor se ubica la Institución Educativa Técnico Agropecuario Santa Sofía. Con algunas de las alumnas que estudian allí estuve conversando e incluso me sugirieron que las fotografiara frente a la iglesia de abajo.

Chicas.
Estudiantes de secundaria.
Plaza.
Plaza abierta.

Atractivo de miedo

Un atractivo turístico a diez minutos de Santa Sofía es ‘El Paso del Ángel’, un sendero estrecho entre precipicios con el río abajo. Es como caminar por el filo de una cuchilla, cuidando de no caer al abismo.

En Youtube se puede mirar un video de Henry Garrincha con imágenes increíbles de ‘El Paso del Ángel’.

https://www.youtube.com/watch?v=uJrH4UqDKBI

Lo otro digno de verse en Santa Sofía y que no alcancé a fotografiar, es el ancianato con instalaciones muy cómodas.

Saliendo de Santa Sofía el bus se llena de estudiantes que se bajan en distintos puntos de la vía. Pagan con las pocas monedas que le quedan después del recreo.

Bus.
Bus de la empresa Ricaurte.
Alcaldía.
Sede administrativa.

En el casco urbano de Santa Sofía viven solamente 700 personas, otras 2.300 en los campos para un total de tres mil sofileños.

La alcaldesa de Santa Sofía hasta el 2019 es la señora Ángela Patricia Ávila Hamón.

Lunes 26 de septiembre de 2016

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *