Simacota (Santander).

Domingo 29 de Junio de 2.008:

A 16 kilómetros de Socorro y 135 de Bucaramanga, se encuentra Simacota.

IC
Frontis de la iglesia colonial.

Estando en las afueras de Socorro, llegó una camioneta como la de ‘Los Magníficos’, pero totalmente llena. En esas el pasajero que iba en el puesto de adelante, propuso irse colgado atrás para que yo me sentara en ese puesto de privilegio.

No, pues con semejante detalle, le anoto cinco puntos a los simacoteros.

Así que en 35 minutos y por $ 3.000 pude llegar muy cómodo a la plaza de Simacota, el municipio que deseo conocer hoy.

AP
Amplio parque con árboles jóvenes.

La carretera, como casi todas las de esta zona, pavimentada,  muy verde y con cercos de piedra a los lados, tan firmes como una fortaleza antigua.

El parque de Simacota es inmenso y está recién remodelado. La única sombra del espacio público la producen tres palmas altas, un kiosco pequeño y unos cuantos árboles cargados de melenas.

Se destaca el maní forrajero, esa planta de césped que produce hermosas flores amarillas.

Simacota es un pueblo de nueve mil habitantes de los cuales 2.200 viven en la cabecera municipal y el resto en el campo.

CA
Cuadros ajedrezados de baldosa antigua.

Como se ve este municipio tiene la mayoría de sus habitantes dedicados al cultivo de caña de azúcar y café, bases de la economía en la región.

El alcalde hasta el 2.019 es el señor Jaime Mauricio Cala Amaya.

En el marco de la plaza hay casas emblemáticas de balcones amplios. La más destacada es la de una mujer amable que admira a los paisas por ser gente emprendedora.

SR
Sala de recibo en residencia colonial.

Total que siendo yo antioqueño tenía carta blanca para entrar a conocer su casa: una mansión antigua muy espaciosa. Está ubicada en una de las esquinas del parque y es una casa de abuelos inmensa, bastante fresca y decorada con mucho gusto.

Un patio florido adelante, otro atrás, una sala acogedora, alcobas abajo y en el segundo piso, vigas cuadradas y fuertes sostienen el techo en teja de barro con muchos años. Las alcobas del segundo piso y el balcón que da hacia la plaza son de revista.

En fin es una casa ideal para pasar una Navidad en familia y disfrutar la tranquilidad de esta comarca.

TB
Terrazas, balcones y calles empedradas.

La alcaldía se encuentra en el marco de la plaza, al frente de la iglesia en una casona a la que le quitaron la teja de barro para reemplazarla por una cubierta moderna.

El Banco Agrario ocupa otro caserón de balcón, en la esquina norte.

La iglesia principal, de una sola torre, también en piedra labrada como casi todas las de Santander exhibe un altar en madera tallada. Este de acá tiene varios nichos en cada uno de los cuales está la imagen de un bienaventurado.

TL
Santos con trágicas leyendas.

Para destacar las tres imágenes de los santos frecuentes en los templos de la época: San Roque, exhibiendo su llaga en la pierna; Santa Bárbara la de la torre y un fin trágico y el arcángel San Miguel dominando la serpiente con el pie sobre la cabeza del diablo.

Son íconos dramáticos y muy atractivos para la mayoría de los fieles, con los cuales se evangelizaba durante la Colonia.

Esa iglesia parroquial es algo oscura pero fresca y amplia, con pesados arcos de medio punto muy hermosos. Sin embargo cuando la remodelaron cometieron el error de colocarle techo moderno sobre cerchas de hierro a la vista.

De todas maneras los altares son muy decorados y originales y cuando uno entra en el recinto se lleva una grata impresión.

PP
Otro ángulo de la plaza principal.

Otro motivo por el cual vale la pena venir a Simacota son sus atractivos de naturaleza: ríos, cascadas, baños azufrados, rocas pendientes para hacer rappel, cuevas y ríos subterráneos en los cuales se practica espeleología. Sitios ideales para contemplar la biodiversidad y disfrutar de la aventura.

Desde el parque se divisa el cerro Sibalbín que según me cuenta una paisana, guarda en sus entrañas una gran riqueza en uranio y hace parte de la codillera de los Yariguíes.

CP
Una de las calles principales de Simacota.

La calle cuarta, la misma del atrio de la iglesia,  es una de las más hermosas y termina al norte en la capilla del cementerio. Como casi todas las vías, esta también conserva el piso con hermosas lajas de piedra.

Desde esta esquina, mirando hacia el norte se aprecia Palmas del Socorro recostado en la ladera, así como se ve también Simacota cuando uno viene por la carretera de Palmas.

Ahora cuando se realizan diálogos con el ELN, hay que recordar que fue en Simacota donde ese grupo insurgente inauguró su quehacer guerrillero cuando, en 1.965 se tomó el pueblo y asesinó a seis militares.

Y fue también en Simacota donde se dieron los primeros episodios de la Revolución Comunera como preámbulo a las guerras de independencia del yugo español.

VN
Ventana que evoca visitas de novios.

Hoy Simacota es un pueblo apacible y seguro al cual acuden muchos viajeros para admirar su arquitectura colonial  y disfrutar de las bellezas naturales que rodean el  municipio.

Por tres mil pesos aseguré mi cupo en la misma camioneta de ‘Los Magníficos’ en la cual vine. A este carro le caben 14 pasajeros gracias a los dos butacos de quitar y poner, que le adaptaron para aumentar su capacidad. Es un vehículo Ford modelo 96 con el confort y seguridad característicos de los viejos carros norteamericanos. La suspensión por ejemplo, es inmejorable.

Me fascina estar en movimiento, viajar en bus, conocer pueblos, relacionarme con gente sencilla, en fin que esta vida de viajero la disfruto al máximo y es el mejor regalo que la vida me ha dado.

 

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

4 comentarios en “Simacota (Santander).

  • el 30 junio, 2018 a las 5:48 pm
    Permalink

    Hola me gustaria saber .si se puede ir desde berrio a simacota …y cuantos kilometros hay mas o menos y precio por favor en bus; gracias….y si a visitado la vizcaina localidad perteneciente al municipio de simacota

    Respuesta
    • el 11 julio, 2018 a las 11:34 am
      Permalink

      Claro que sí se puede ir desde Pto. Berrío. Simacota está en todo el centro del departameneto de Santander. Debes ir hasta Barbosa, vía Cimitarra, y de ahí a Socorro, desde donde salen buses para Simacota. Los pasajes ida y vuelta pueden valer unos 200.000 pesos ida y vuelta.

      Respuesta
  • el 17 marzo, 2019 a las 6:57 pm
    Permalink

    Q bello es mi pueblo pronto iré Muchas bendiciones para mis paisanos

    Respuesta
    • el 17 marzo, 2019 a las 7:33 pm
      Permalink

      Sí, muy bonito, qué bueno que vayas. Saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *