Soatá (Boyacá).

Domingo 18 de agosto de 2013

De Capitanejo en Santander, pasé a Soatá (Boyacá).

Frontis
Co-Catedral de Soatá.

Desde cuando vi alguna foto del pueblo, con esas imágenes gigantes de la Inmaculada y el Corazón de Jesús, sobre la cúpula y el frontis del templo, me dieron ganas de parar acá, para detallar todo.

El transporte me dejó frente al ‘parque de arriba’, como aquí le llaman; guardé el morral en la panadería de la esquina, al cuidado de una señora muy formal, y bajé a pie hasta la plaza principal, luego de pasar frente al Colegio Juan José Rondón.

Esquina
Esquina de un pueblo tranquilo.

Si se mira hacia el vacío, desde la calle que va en dirección a la plaza, se observa acá cerca un barrio periférico y como un Club Recreativo, con canchas de micro fútbol, piscina y un buen coliseo.

Alguien me habló del mirador que hay en el extremo de la calle, y qué maravilla la vista que se obtiene desde ahí. Es de verdad como un balcón alto, que mira sobre el cañón del río Chicamocha, el cual transcurre serpenteante, por el encierro del fondo, entre montañas muy altas.

LU
Municipio de La Uvita.

Al frente, sobre la cordillera, hay un pueblo de iglesia blanca y casco urbano pequeño, que corresponde a La Uvita, un municipio bonito, con flamante plaza de toros y, en la parte de atrás del templo, se aprecia un edificio de varios pisos, que anteriormente fue la sede del colegio Nuestra Señora del Pilar, y donde funcionan ahora algunas dependencias de la Alcaldía de La Uvita.

En un video observé cómo el parque tiene divisiones sacadas a árboles de pino bien podados. Desde acá se ve cómo, un fuerte aguacero está próximo a caer sobre La Uvita.

También me encantó observar en el mirador de Soatá, un molino artesanal pequeño cuyas aspas las arrastra el viento. Es una instalación muy original que me impactó por su sencillez y la manera como se aprovecha la fuerza eólica.

VP
Altar de la Virgen de la Peña.

Entré a la Capilla de la Virgen de la Piedra, una ermita antigua, de estilo colonial, en donde se venera, como dentro de una custodia, la piedra con la imagen de la Virgen allí impresa.

La capilla tiene púlpito antiguo en madera, coro en la parte de atrás y en el piso, una baldosa hermosa de los años 50, con un diseño que no se ve en las iglesias antioqueñas.

MI
Interior de la majestuosa iglesia.

La plaza principal de Soatá es hermosa! Tiene en el costado occidental el Palacio Municipal y en lo más visible, la Co-Catedral de la diócesis de Málaga-Soatá.

Pero lo que vale la pena destacar es el interior de la Co-Catedral, edificada en piedra cuadrada hace más de 470 años, con una de las cúpulas más altas de Colombia y vitrales de extraordinaria belleza. Es un templo sobrio, elegante y de gran solidez.

Las dos imágenes gigantes, de la Inmaculada, sobre lo alto de la cúpula, y el Corazón de Jesús en la parte superior del frontis, se ven preciosas y muy llamativas. Me impresiona la manera como el manto de la Inmaculada ‘es levantado por el viento’ que, a esa altura, debe ser bastante fuerte.

También entré al Colegio de la Presentación, contiguo a la Co-Catedral, una edificación antigua y, como todo lo de las monjas, bien conservada.

CS
Almuerzo con cabro sudado.

Antes del almuerzo con cabro por $7.000, traté de subir hasta el Mirador de Santamaría; sin embargo la cuesta es bastante empinada. Le pedí autorización a una familia para tomar una foto desde una ventana de su casa, con excelente vista, pero el señor de la residencia no me permitió entrar, no obstante que los jóvenes estaban emocionados de que yo disparara mi cámara desde su pieza.

El cabro, sí, bueno, sabe como a esa carne ordinaria de res, que se usa para asar, pero ésta estaba un tanto dura.

Lo mejor vino luego. Vi una segunda camioneta Super Carry, como la que yo tuve, pero esta de servicio público, con los colores amarillo y negro, característico de los taxis.

Le pedí al señor que me subiera al mirador de Santamaría, y por $5.000 el hombre me llevó hasta esa cima, esperó a que tomara algunas fotos y luego me bajó hasta la zona donde quedaba antes el Hospital, que ahora es un lote baldío con hermosas y muy altas palmeras reales.

IC
Imponente cúpula de la Co-Catedral.

La subida al Mirador es mucho más fácil por el parque Juan José Rondón. Se pasa primero frente a lo que fue un bello Hotel Turístico del Municipio que, por cosas de la política, está ahora abandonado.

Un poco más arriba está el nuevo Hospital y más allá la plaza de toros de Soatá.

La vista desde arriba, en horas de la tarde, es preciosa. La verdad me emocioné mucho al contemplar esa panorámica tan bella. Cómo será observar una salida de luna llena desde este espacio.

No, de verdad, qué belleza de pueblo es Soatá. Repito: la imagen de la virgen, con su manto ‘arrastrado por el viento’, es preciosa.

Me pregunto: en los años cincuenta, cómo hicieron para subir semejante imagen, hasta ese punto tan alto!

Qué bueno que le dediqué tres horas a conocer este municipio!

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *