Ubalá (Cundinamarca).

Por estos días me encuentro recorriendo la sub-región de El Guavio, en el oriente de Cundinamarca, zona de gran riqueza hídrica y mineral.

A 115 kilómetros de Bogotá, se encuentra Ubalá,  un pueblo de montaña, vale decir, construido en la ladera de la cordillera, por lo cual su plano es pendiente pero con vista a paisajes sin límite.

Abundantes recursos

Cerca a Ubalá corre el río Guavio que vierte sus aguas en el embalse del mismo nombre.

Desde 1.992 entró en operación la Central Hidroeléctrica de El Guavio ubicada en predios de Ubalá.

Torre
Iglesia parroquial.

En terrenos del municipio se extrae también mineral de hierro que 160 volquetas doble troque llevan de manera continua desde Ubalá hasta Briceño, en las goteras de Sopó.

Luego ese material lo funden en Belencito, concretamente en Acerías Paz del Río.

Volquetas.
Precipicios profundos.

El día amaneció hermoso, se ven cordones de nubes recostados en la ladera de las montañas. Por la lluvia de anoche el panorama luce despejado y fresco.

Coliseo.
Parte alta y Coliseo.

Por los lados del Terminal Terrestre de Ubalá, no se consigue un buñuelo, una almojábana o un pastel de pollo. Para desayunar, tocó comprar un pedazo de salchichón en un mini-mercado.

A las ocho de la mañana estuvimos en la plaza principal de Ubalá. Fotografié la iglesia y su entorno y luego repartí tarjetas en la alcaldía.

‘Al pie de la Loma’

Ubalá es un pueblo de calles pendientes, pero bien. Una arteria larga se extiende hacia el oriente, en cuyo final está el coliseo cubierto.

Pendiente.
Edificios escalonados.

La iglesia de una sola torre puntiaguda, se destaca contra el firmamento azul, en esta mañana veraniega.

Los ángeles se ubicaron en la baranda que limita el atrio de la iglesia. Se ven muy bien allí, cada uno sosteniendo una bomba luminosa y como guardianes de la plaza central.

Luminarias.
Ángeles custodios.

Centro histórico

El centro de Ubalá es muy lindo. Casi todas las casas están pintadas de café y las paredes de blanco.

En el marco de la plaza principal la alcaldía ocupa una casa antigua de diseño colonial, con bello balcón central y metido.

Alcaldía.
Casa de Gobierno.
Puertas cafés.
Paredes blancas.

Las otras edificaciones del centro tienen mampostería en madera antigua. Se nota que ha habido quien se preocupe por cuidar y conservar el patrimonio arquitectónico de Ubalá. ¡Aplausos!

Personajes

Mientras esperaba auto colectivo a la entrada a Ubalá, conversé con el dueño de ‘Lucrecia’, una yegua de buen paso que mi amigo monta con orgullo.

Caballero.
Chalán, orgulloso de su bestia.

La carretera entre Ubalá y Gachetá es muy espléndida, aunque con precipicios profundos pues forma un balcón corrido a lo largo de la cordillera. Abajo descienden las aguas de una vertiente profunda.

Desde varios puntos se divisa al frente la cúpula roja de la torre eclesial de Gama, el municipio que está al otro lado del río.

Casi todos los lugareños llevan sobre los hombros un poncho de rayas coloridas y en la cabeza el sombrero negro que los protege del sol.

Lugareño.
Personaje típico de la zona.

El alcalde de Ubalá hasta el 2019 fue Danilo Antonio Salinas Martínez, y hasta el 2023 el señor Crispín de Jesús Beltrán Urrego

En esta localidad viven en total once mil ubalenses, mil en el pueblo y diez mil en los campos.

Miércoles 8 de junio de 2016

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *