Vistahermosa (Meta).

Sábado 14 de noviembre de 2015

La visita a este municipio transcurrió de sorpresa en sorpresa.

EA
Edificio de la Alcaldía en Vistahermosa.

Encontré lo que nunca esperé ver y descubrí situaciones que no esperaba que se dieran, justo en este pueblo.

  • Un vendedor creativo
  • La iglesia ‘fuera de lugar’.
  • Al mismísimo Álvaro Uribe recorriendo calles de Vistahermosa y
  • En vez de hombres armados, un animal salvaje mostrándonos sus afilados dientes.

No niego que con cierto temor abordé una buseta de Macarena que en una hora, me llevó desde Granada hasta este municipio.

PA
Vistahermosa, gran productor agrícola.

Porque valgan verdades, Vistahermosa ha sido considerado bastión de grupos armados, o por lo menos está cerca a la Serranía de La Macarena y La Uribe, en el departamento del Meta.

De todas maneras me había asegurado con el intendente de policía de  Granada quien me suministró información favorable al viaje.

Llovió algo durante el amanecer, así que tanto los cultivos de cebolla, papaya, maíz y palma como las calles de Vistahermosa las encontramos húmedas.

Pasamos de largo por San Juan de Arama. Siempre me pone nervioso la velocidad de hasta 120 kilómetros por hora a la cual se viaja por estas tierras. Menos mal por acá no hay mucho tráfico de vehículos y la carretera es bastante plana y sin curvas.

El pasaje de $10.000 puede parecer costoso, pero el servicio es bueno y, quién lo creyera, cada hora sale una buseta desde Bogotá hasta Vistahermosa.

CA
Calles bien arborizadas y con separador.

A las 9:30 me bajé en la calle más comercial de este pueblo, donde ahora se celebra el ‘IV Festival del Renacimiento Llanero’, aprovechando el puente de la Independencia de Cartagena.

Y claro, se ven algunos borrachitos amanecidos y la música a buen volumen inunda la plaza y la calle donde hay más bares y casetas.

Fotografío los árboles de pomarrosa que decoran algunas vías y dan sombra en este pueblo de clima caliente. Las flores de ese árbol son del mismo color del algodón de azúcar que un comerciante prepara en la calle.

D
Dispositivo para empacar el algodón.

El hombre se ingenió una forma sencilla de empacar las golosinas en bolsa plástica, sin entrar en contacto con la membrana dulce y pegachenta que produce el azúcar, sometida a calor y fuerza centrífuga. En un anillo coloca las bolsas en las cuales introduce la golosina con ayuda de palillos.

El parque de Vistahermosa es inmenso, y en la tarima principal, levantada para los festejos frente a la Alcaldía, suena música norteña, esa que habla de narcotráfico, encuentros armados y gente que se hace matar por un amor o una causa.

Lo primero que me impresionó en la plaza principal fue ver una iglesia Adventista, es decir no católica, como templo principal. Dentro de la capilla, la predicadora cuenta una historia que mueve los sentimientos de los feligreses.

Todos los asistentes están bien vestidos e ingresan con una cara simpática y amable.

TA
Templo adventista en la plaza principal.

Los creyentes que llegan saludan de mano a cada uno de los asistentes. Aquí hay más familiaridad y se trabaja en grupos pequeños, en los cuales la mayoría toma la palabra. La Iglesia Católica tiene mucho que aprender de estas religiones.

La sacerdotisa termina su homilía con estas palabras: ‘Recuerden: el amor siempre genera amor’. Lo cual es cierto y por eso en mis viajes, procuro despertar confianza en quienes me ven, saludando a cuanta persona encuentro en los recorridos.

TC
Templo católico en una calle secundaria.

La iglesia romana ocupa un predio en una calle secundaria y tiene una fachada muy humilde. Un santo difícil de identificar por su acabado burdo, corona la espadaña de color amarillo.

Empieza a caer una llovizna persistente. En una de las calles de más comercio, me admira ver a una señora que lleva cargado, nada menos que a Álvaro Uribe, cuya imagen a tamaño natural rescató de algún puesto de votación.

AU
Imagen de Álvaro Uribe.

Nunca esperé encontrar semejante motivo para fotografiar en este pueblo. Sorpresas te da la vida.

Al conductor del bus Cimarrón en el cual viajé hasta San Martín de los Llanos, también le sorprendió ver al lado del pavimento, a un oso perezoso que se movía con dificultad por la hierba. Cómo sería que de inmediato el chofer paró y echó reversa para auxiliar a tan extraña creatura.

Y sí, todos los que nos bajamos del bus para admirar al animal, no pensamos sino en regresarlo a su hábitat, y eso me gustó. Realmente ya hay más conciencia frente al cuidado que se debe dar a los animales del bosque.

El oso perezoso nos amenazaba mostrando sus colmillos afilados y dando un gemido asustador. Claro, el animal no entiende que el pasajero que trata de levantarlo con un palo, lo único que quiere es subirlo a un árbol en donde el oso sí se mueve con propiedad.

OP
Oso perezoso desubicado.

Sobre la grama sus desplazamientos son torpes, pues es una especie que no tiene patas, sino garras para adherirse a las ramas.

Como pudimos logramos colocarlo en la primera rama de un árbol donde el animal comenzó a trepar con propiedad, pero, eso sí,  sin mucho afán.

De esta manera terminó mi visita a Vistahermosa. Con todo lo vivido, me felicité por venir.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *