Chaguaní (Cundinamarca).

En el centro-occidente de Cundinamarca, a orillas del río Magdalena y a tres horas de Bogotá se llega a Chaguaní.

Panorámica.
Chaguaní a lo lejos.
Piedras.
Quebrada Las Sardinas.

Tiempo de sequía.

Desde antes de llegar, se divisa en el extremo oriental del casco urbano de Chaguaní la iglesia neo-gótica de dos torres. También se destacan las palmeras reales que engalanan el parque.

Nos detuvimos en un puente amarillo de material, para observar cómo está de seca la quebrada Las Sardinas que, en tiempos normales baja rebosante.

Ahora, con Fenómeno del Niño, no se ven más que las enormes piedras que forman el lecho del río.

Viajero.
Puente.
Ceiba.
Terminal terrestre.

Qué ver en el centro.

En la pequeña plaza de Chaguaní dá sombra un frondoso samán que, hace las veces de Terminal de Transportes.

Este dos de noviembre, varios obispos con-celebran la eucaristía en la cual hubo confirmaciones. Como dos horas duró la misa con lleno total.

Templo.
Celebración eucarística.
Alcaldía.
Sede administrativa.

El edificio de la Alcaldía, de colores rojo y naranja, ocupa la parte baja de la plaza principal.

En el parque hay cancha para micro-fútbol o basket-ball y actualmente construyen una tarima permanente con carpa, para eventos oficiales.

Casi todas las casas de Chaguaní están pintadas de colores amarillo, verde o curuba. Y sí se ven bien, aunque también algo artificiosa la decoración.

Cristo de la Salud.

Cada 6 de agosto se realizan en Chaguaní las Fiestas del Señor de la Salud, un crucifijo que se venera en el altar central de la iglesia parroquial. A esta celebración acuden peregrinos hasta de lugares apartados del país.

Crucifijo.
Cristo de la Salud.
Rosetón.
Rosetón en la fachada eclesial. .

El Cristo tiene su historia, paralela a la de la imagen de la Virgen de La Asunción que se venera en La Palma (Cundinamarca).

Ambas cajas en las que venían las imágenes desde España, se trocaron, y la de la virgen que venía para Chaguaní se fue para La Palma y acá llegó el Cristo con destino La Palma.

Cuando siete años después se quiso enmendar el error, las imágenes se hicieron tan pesadas, que terminaron quedándose en los destinos trocados. Un mito que se repite en muchas poblaciones.

 ‘Tierra de Cupido’.

En Chaguaní celebran ferias originales como las Fiestas Patronales del Señor de la Salud, el Encuentro de Escritores y la más recordada: el Festival del Soltero.

Desde hace más de 40 años se conmemora el jolgorio durante 72 horas, con el cual se trata de resaltar el ‘estado civil ideal’.

La celebración comienza con la lectura del decreto ‘me siento nuevecito’ mediante el cual se invita a lugareños y turistas a disfrutar de una soltería temporal en Chaguaní.

De ahí que a este municipio ribereño también se le conozca como ‘La Tierra de Cupido’.

Soltero.
Tremenda fiesta.

Dama conductora.

Por fin antes de las dos de la tarde arrancó la buseta. Doña Eugenia, la señora que la conduce, debió esperar hasta cuando salieran los fieles de la misa, a ver si no viajaba con solo tres pasajeros. 

Es admirable esta señora que desde hace quince años recorre la ruta. Y claro, todo el mundo la conoce y saluda por su nombre.

El viaje hasta Guaduas, por carretera plana, destapada y con bellos paisajes alrededor, dura una hora.

Plaza.
Iglesia y parque.

Alcaldes de Chaguaní han sido: 2016-2019 Mauricia Ramírez Gómez y hasta el 2023 es el señor Luis Carlos Guerrero Pardo.

Acá habitan en total 4.000 chaguaniceños, 1.000 en el pueblo y 3.000 en las veredas.  

Fecha de la visita: Lunes 2 de noviembre de 2015.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.