El Tambo (Cauca).

El Tambo hace parte del Área Metropolitana de Popayán y se encuentra a solo 33 kilómetros de la capital del Cauca.  El recorrido dura una hora y diez minutos.

Panorámica.
Panorámica desde el Obelisco.
Colegio.
Colegio San Carlos.

A la salida por la vereda Cejete, abundan los restaurantes para fin de semana a donde los payaneses vienen por parejas o en grupos, a comer el plato más solicitado: sancocho de gallina.

Se viaja por terreno variado, ni plano ni cuestas pronunciadas. Hoy domingo el tiempo es cambiante: llovizna y sale el sol, variaciones climáticas características de los pueblos de altiplano.

De los más agradables.

El Tambo es uno de los pueblos más atractivos del Cauca y uno de los más extensos del departamento.  

La Iglesia está puesta como sobre un pequeño alto, con dos torres y sendos relojes cuadrados de diseño elegante.

Al mirar las torres provoca completar sus terminaciones que se ven como truncas. Claro, en el terremoto de 1.983 cayeron las puntas que no se volvieron a levantar.

Iglesia.
Frente de la Iglesia.
Altar.
Imagen de Amo Jesús.

El último fin de semana del mes de agosto se celebran en El Tambo las fiestas patronales en honor del Amo Jesús.

La imagen de Cristo sentado ante Pilatos se venera en el centro del altar mayor de la iglesia parroquial.  

El casco urbano de El Tambo se expande sobre una cuchilla que tiene como columna vertebral la calle más larga y comercial.

Al final de la vía se llega al templete de la Virgen que, aquí llaman ‘La Capilla’. Desde este punto se logra una interesante vista del pueblo y la iglesia.

Templete.
‘La Capilla’.
Vista.
Vista desde La Capilla.

A un lado del templo parroquial se ubica la casa cural en una construcción inmensa de toda una cuadra, con fachada de estilo republicano, muy hermosa.

Allí se encuentra también el Teatro Parroquial en el cual podría hacerse un Festival de Cine con alguna temática específica.

Alto del Obelisco.

Más allá del casco urbano, por una cuesta sin pavimento y carretera en mal estado, se llega a lo mejor: el Alto del Obelisco, una columna en piedra con la cual se rememora la Batalla de la Cuchilla ocurrida el 29 de junio de 1.816.

En aquella ocasión, las fuerzas patriotas comandadas por el coronel Liborio Mejía fueron derrotadas por los realistas venidos de Quito y liderados por Juan Sámano.

Obelisco.
El Obelisco, monumento histórico.
Viajero.
Vista del pueblo desde el Obelisco.

No, qué bella vista 360° la que se obtiene desde esa altura. Se observa el pueblo rodeado de cafetales, plataneras, guaduales y prados verdes.  Lo ideal es divisar en horas de la tarde con el sol atrás, para detallar el frente de la iglesia.

Al bajar en moto-taxi se bordea la plaza de mercado, muy grande y cubierta que tiene El Tambo. Los días sábados es el comercio mejor surtido, con los productos que traen los campesinos de sus parcelas.

Pollo asado.

A pocos pasos del parque se localiza Asados El Gordo, donde venden lo que más disfruto en los viajes: pernil asado. Cuando entré al establecimiento, las mesas con clientes esperando que los atendieran para hacer el pedido, estaban llenas de platos sucios.

Entonces procedí a recoger y llevar los platos hasta la cocina. Inexplicablemente las chicas que atienden los puestos, llevan los pedidos y se devuelven con las manos vacías. 

Nada me cuesta esa colaboración, a una hora de gran afluencia de comensales. El dueño me agradeció y se admiró tanto como las señoras de la cocina al ver que un recién llegado se comidiera a colaborarles. En compensación, tuve derecho a repetir limonada hecha a base de agua de panela.

Reloj.
Reloj de la iglesia.
Teatro.
Teatro Parroquial.

He observado además que, en la mayoría de ventas de fritos solo elaboran empanadas de las que llamamos ‘vaticanas’: con solo papa. Hace falta que ofrezcan otros productos como pasteles de pollo, papas rellenas, torta de chontaduro y demás, ya que muchas personas querrán un refrigerio con proteína.  

Algo para mejorar.

El lunar grande de este pueblo es la ubicación de la oficina de transportes en todo el marco de la plaza, por lo cual el centro se mantiene lleno de busetas y carros.

Transporte.
Terminal en la plaza central.

Otro escenario sub-utilizado en El Tambo, es la Plaza de Toros La Giralda en donde, a cambio de la fiesta brava por fortuna venida a menos, podrían organizarse concursos de escuelas de música, poesía, cantantes, declamadores, etc.

En El Tambo, al igual que en los pueblos de Nariño, se celebran también en los primeros días de enero los Carnavales de Negros y Blancos.

Este es un municipio de mayoría campesina, donde se cultiva café, maíz y caña panelera. Con razón es llamado ‘La Despensa Agrícola del Cauca’.

Vale la pena destacar cómo El Tambo es el mayor productor de chontaduro en Colombia, principalmente en la vereda Cuatro Esquinas.

Frutos.
Chontaduros maduros.

Acá habitan en total 45.000 tambeños, 5.000 en el pueblo y 40.000 en las veredas.

Alcaldes de El Tambo han sido: 2016-2019 Celio Urresty Mesa y hasta el 2023 es el señor Carlos Alberto Vela Galíndez.

Fecha de la visita: Domingo 25 de junio de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.