El Tambo (Nariño).

Si algún pueblo vale la pena conocer en el departamento de Nariño es El Tambo, al norte, a solo 40 kilómetros y una hora en carro desde Pasto.

Plaza.
Plaza principal.

Pueblo católico.

El Tambo es una población relativamente plana; cuatro kilómetros antes de llegar al casco urbano se llega a ‘El Diviso’,  un monumento con banderas coloridas que lucen de maravilla cuando flamean al viento.

Fue construido con donaciones de los motoristas de la región, para rendir homenaje a Jesús Nazareno cuya imagen ocupa el centro del mausoleo.

Mirador.
‘El Diviso’ a la entrada.
Réplica.
Réplica de la iglesia.

Desde ‘El Diviso’ se comienzan a ver las cruces en cemento simulando madera, con las catorce estaciones del vía-crucis. Se nota que el poder eclesiástico en El Tambo ha sido determinante.

Y en las afueras del casco urbano se construyó en los años 50 la gruta con la imagen de Nuestra Señora de Lourdes que reafirma la tradición mariana de los tambeños.

Cultura y Arte.

El Tambo es un pueblo de merecida tradición cultural. Cada año durante la semana santa realizan el Festival de Música de Cámara Isaías Melo.

Y también es sede del Festival de Cine para Nuevos Realizadores Franco Salas Hurtado, avalado por el Ficpa: Festival Internacional de Cine de Pasto.

El colectivo literario Kamino Linay edita cada año una revista de Poesía, Narrativa e Historia en el que participan destacados autores.

Parque.
Parque principal.
Sol.
Una escultura más.

Por otra parte, las obras plásticas y edificaciones que se exhiben en El Tambo, son de gran factura. Como la escultura de Policarpa Salavarrieta que decora el Parque de la Libertad.

Al lado de la casa parroquial hay otra escultura más moderna y menos fina llamada ‘El hospedaje del Sol’.

El hermano del maestro Marceliano Vallejos también esculpió algunas obras para el cementerio local.

En este milenio se construyó en el marco de la plaza de El Tambo una moderna sede cultural que ha debido tener una fachada acorde con el resto de las construcciones, pero de todas maneras es el centro del conocimiento y las artes en el municipio.

Cultura.
Sede Cultural.

Una historia divertida.

Otra obra de arte de las que decoran la plaza de El Tambo, es la de Santa Cecilia patrona de la música y los poetas,  acerca de la cual se cuenta una historia bien entretenida.

Resulta que el cura le pidió al famoso escultor nariñense Marceliano Vallejos Montenegro que esculpiera una imagen para homenajear a Policarpa Salavarrieta. Pero como el maestro Vallejos tenía tantos compromisos, envió a su hermano para que hiciera el trabajo que solicitaba el cura de El Tambo, quien hizo para Policarpa, la escultura que ahora representa a Santa Sofía.

Aunque la obra quedó bien, el cura quería algo mejor y fue cuando le insistió al maestro Marceliano Vallejos para que fuera él y no otro escultor el que hiciera la obra. Fue así como ‘el escultor de los vientos’ terminó la hermosísima estatua que decora el centro del parque y que luce una corona de olivos en su brazo levantado.

Escultura.
Santa Cecilia.

Y qué hacer con la otra obra: pues muy sencillo, se le colocó una lira en su brazo y quedó convertida en Santa Cecilia, patrona de la música. Qué historia tan particular y chistosa.

Jesús Nazareno.

El interior de la iglesia de Nuestra Señora de la Natividad  es tan ostentosa como la casa cural. Con preciosa baldosa antigua en el piso y artesonados de lujo en toda la edificación.

Sobre la nave izquierda del templo se construyeron diez cúpulas que como bonetes rojos decoran el exterior de la iglesia y forman redondeles dentro del templo.

Templo.
Interior del templo.
Camarín.
Santuario de Jesús Nazareno.

Arriba del altar principal se llega al camarín donde reposa la imagen del Milagroso Jesús Nazareno entre ángeles custodios y ornatos dorados. Hasta la imagen de su patrono llegan los fieles a postrarse de rodillas y pedir favores.

Cuentan que alguna vez quisieron llevarse la imagen de la cripta pero se volvió tan pesada que ni con la fuerza de varios hombres fue posible sacarla del santuario. Un mito que se repite en varios oratorios.

Tan milagrosa es la imagen que a los lados se ven centenares de placas agradeciendo los favores del Nazareno.

A un lado del templo está la casa cural al parecer, la vivienda del hombre más acaudalado del pueblo, con mansardas y decorados pomposos en la fachada.

Colegio.
Colegio Parroquial.

El Colegio Sagrado Corazón de las Bethlemitas, frente a la iglesia, tiene los mismos colores del centro parroquial. Se trata de una edificación de dos plantas, emblemática y monumental.

Ferias y Fiestas.

En el último fin de semana de enero se celebran en El Tambo las Fiestas Patronales con la presencia de tambeños venidos de todos los rincones del país.

El Carnaval de Negros y Blancos también se celebra en El Tambo los días 4, 5 y 6 de enero de cada año.

El helado de paila, los raspados y las empanadillas constituyen delicias típicas de la gastronomía tambeña que se pueden disfrutar los fines de semana en la plaza principal. 

Helado de paila.
Alcaldía.
Alcaldía.

Además, El Tambo se precia de ser el mayor proveedor de cuyes para el departamento de Nariño.

Es raro que en el marco de la plaza no haya una cafetería o establecimiento donde sentarse a tomar un una bebida caliente, lo cual es más usual en los pueblos de cultura cafetera.

Acá viven en total 14.000 tambeños, 5.000 en el pueblo y 9.000 en las veredas.

Alcaldes de El Tambo han sido: 2012-2015 William Ernesto Dorado Hidalgo; 2016-2019 Juan Pablo Barrera Fajardo y hasta el 2023 el señor Jairo Sebastián Rojas Solarte.

Domingo 1 de enero de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.