Ipiales (Nariño).

El territorio de Ipiales forma el gran apéndice en la base del mapa de Nariño y se encuentra a 80 kilómetros al sur de Pasto y a solo 9 kilómetros de la frontera con Ecuador, en el puente de Rumichaca.

Fachadas.
Edificaciones tradicionales.

Ipiales es la ciudad más al sur-occidente de Colombia y la tercera más poblada del departamento, después de Pasto y Tumaco.

Frontis.
Iglesia San Felipe Neri.

Viaje sorpresa.

En el Terminal Terrestre de Pasto un bus de dos pisos de Expreso Bolivariano estaba descargando pasajeros pero tenía el aviso: Ipiales. Le pedí al conductor que me llevara hasta la ‘Capital del Sur’. Respondió muy serio que no podía.

‘Ah, sí hombe, dale, por fa…’.

No sé si fue al sentir mi acento paisa que el hombre se conmovió y me dijo: haber $10.000. Se los entregué y sin más preguntas me acomodé en el primer piso del bus, donde había una poltrona desocupada.

No, qué maravilla, un viaje encantador en un bus super cómodo que viene de Cali. En una hora y cuarenta minutos estuvimos en el Terminal de Ipiales, donde corrí a tomarme la foto al lado de mi ídolo Mahatma Gandhi. Grata sorpresa.

Gandhi.
Con Mahatma Gandhi.

Recorrido por el centro.

Ipiales es una ciudad grande, con tres plazas importantes: la de la Pola (Policarpa Salavarrieta) o Neri, la de la Independencia o 20 de Julio, en donde se ubican la Alcaldía y la Catedral. Y la tercera en el parque Santander, contiguo al Batallón.

Cerca de la Catedral hay otra iglesia pequeña, de La Milagrosa. Y a unos metros se ve el monumento al obrero, una escultura bella de verdad. 

Escultura.
Monumento al Obrero.

En el centro de la ciudad, la estatua de Policarpa permanece llena de palomas que le hacen cosquillas en el brazo extendido, en la cabeza y en todo el cuerpo y ella, qué pecado, debe permanecer inmóvil.

La Pola.
Policarpa Salavarrieta.

La iglesia San Felipe Neri, se distingue por el color azul en la fachada y torres terminadas en cebollas. 

Es un templo precioso, sobre todo por los capiteles corintios y el decorado de la cubierta.

Capiteles.
Templo San Felipe Neri.

En seguida anduve por la calle sexta, hasta llegar a la Catedral, sobre la Plaza de la Independencia.

En el centro histórico se conservan algunas fachadas coloridas de bellos acabados.

Catedral.
Catedral en la Plaza de la Independencia.

Ayer hubo una fiesta excepcional, con participación de algunos pueblos ecuatorianos.

Hoy desfilaron los niños, en lo que se denomina ‘El Carnavalito’. Es una marcha corta, con infantes vestidos para la ocasión, en grupos de danzas o tocando instrumentos. Admirable el entusiasmo con que bailan al ritmo de la música.

Niños.
Comparsa infantil.

‘Wellcome, mister’.

Lo chistoso fue que cuando un periodista de la emisora local de RCN se acercó, me saludó con un: ‘Wellcome mister’

Mi figura y el sombrero caqui que llevo le recordaron a algún turista norteamericano. En fin que me hicieron algunas preguntas, acerca de la buena impresión que he tenido de Ipiales.  

Músicos.
Banda Municipal.

Estuve conversando con los miembros de la Banda Municipal que, en la anterior administración contó con muy poco apoyo.

Los músicos están esperanzados que el nuevo burgomaestre Ricardo Romero sí les tenga en cuenta en la asignación de los recursos municipales.

Un águila gigantesca, vestigio del Carnaval,  decora el ingreso al Terminal de Transportes de Ipiales.

Águila.
Alrededores del Terminal.

Y a la salida de la ciudad se pasa por el Centro Comercial Gran Plaza Ipiales, a donde vienen de compras muchos ecuatorianos, aprovechando que el dólar está a más de tres mil pesos.

El principal atractivo turístico de Ipiales es la famosa iglesia de Las Lajas que merece publicación aparte.

Santander.
Plaza Santander.

Acá habitan en total 110.000 ipialeños, 75.000 en el pueblo y 35.000 en las veredas. 

Alcaldes de Ipiales han sido: 2012-2015: Darío Ignacio Vela de los Ríos; 2016-2019: Ricardo Romero Sánchez; y hasta el 2023 es el señor Luis Fernando Villota Méndez.

Lunes 4 de enero de 2016

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.