Plaza Roja de Moscú (Rusia).

Sábado 4 de junio de 2011

La Plaza Roja está enmarcada por el Museo de Historia a la entrada, al fondo la iglesia de San Basilio, a la izquierda el Centro Comercial y a la derecha entrando,  el Kremlin y la tumba de Lenin.

VG
Vista general de la Plaza desde la iglesia de San Basilio.

Para llegar a la Plaza Roja desde nuestro hotel Ibis, solo hay que pasar dos estaciones del Metro.

En Moscú la distancia entre las estaciones, casi siempre es de varios kilómetros. Por eso es común tener que caminar muchas cuadras antes de encontrar una estación del subterráneo.

HR
Homenaje a un héroe ruso en la Plaza Roja.

No obstante, el Metro de Moscú describe un entramado amplio que  cubre la ciudad alrededor de un gran círculo central.

¿Por qué Roja?

En la época soviética, al gobierno comunista de entonces se le asociaba con el color rojo de sus banderas.

SB
Catedral de San Basilio modelo de la arquitectura rusa.

Sin embargo el apelativo de roja para la principal plaza moscovita, se deriva de la palabra Kránaya que significa roja, pero en ruso antiguo tenía la connotación de ‘bonita’.

Al comienzo el adjetivo se aplicaba únicamente a la iglesia de San Basilio, pero con el tiempo se extendió a la explanada adyacente: la Plaza Roja.

CH
Edificio sede del Centro de Historia, a la entrada a la plaza.

A las dos de la tarde, por fin entramos a la Plaza Roja, por el edificio marrón del Museo de Historia. Tan bella como me la imaginaba, solo que un poco inclinada en los extremos y no cuadrada, sino rectangular.

Quien venga a Moscú y no se acerque a ese sitio, perdió el viaje. Para nosotros fue lo primero para conocer en la capital rusa y claro, teníamos que tomar la foto oficial del grupo en tan memorable lugar.

BE
Las bodas más elegantes se celebran en la Plaza Roja.

No más entrando a la plaza nos tocó presenciar una pareja de novios que se tomaban fotos para el recuerdo. Ella con su traje blanco y él de negro puro.

Porque claro, muchas parejas optan por celebrar su boda en tan memorable espacio del centro de Moscú.

RF
Es costumbre que la novia salga con amigas a recoger fondos para su fiesta.

Y también nos encontramos un grupo de chicas acompañando a la futura esposa que recogían dinero entre los turistas para sufragar los gastos de la luna de miel.

Por ser domingo, llegan a la gran plaza, muchos grupos de turistas, de distintas nacionalidades, de entre 8 a 20 personas a cargo de un guía que, los orienta con una banderita en la punta de un asta elevada. De esa manera sus seguidores no lo pierden de vista y pueden seguir su rastro.

BE
Otra bella escultura al lado de la iglesia de San Basilio.

Muchos recordamos cómo el 28 de mayo de 1.987 el atrevido aviador Mathias Rust aterrizó dentro de la Plaza Roja en un pequeño avión. ¿Cómo logró esquivar los radares en su vuelo desde Helsinki? Pues volando a baja altura a través de la carrilera del tren. Qué osado, ¡ah! Y claro, Rust estuvo preso más de un año hasta cuando Gorbachov decidió concederle la libertad.

Hermosa la plaza, aunque la supuse tan amplia como la de Tiananmen en Pekín. De todas maneras es una localidad inmensa, espléndida, muy agradable. A esta hora del medio día hace una brisa deliciosa bajo el sol canicular.

Dos templos.

A un lado del Museo de Historia hay una capilla ortodoxa pequeña, diferente a la de San Basilio, a donde entramos para conocer su interior. En ese momento celebraban un ritual religioso, muy solemne.

IO
Iglesia Ortodoxa a la entrada a la Plaza Roja.

Hay más de 60 imágenes decorando el altar central, más un crucifijo colorido a un lado del retablo principal. Los celebrantes, de espaldas al público,  se hacen venias y lo que más me llamó la atención fue la bendición: forman la señal de la cruz llevando la mano primero al hombre derecho, y luego al izquierdo, al contrario de cómo nos santiguamos los católicos.

Los cantos que se escuchan son tan melodiosos y solemnes, como los gregorianos occidentales. No hay asientos dentro de la pequeña capilla y no es permitido tomar fotos allí.  Hasta me hubiera gustado quedarme más tiempo en esa ermita, pero afuera hay mucho más para conocer.

PC
El punto cero en donde todos los turistas quieren fotografiarse.

A pocos pasos de la entrada a la Plaza Roja hay una placa de cobre en el piso, señalando el punto cero tal vez, en donde la gente se turna para sacar fotografías.

Centro Comercial.

A las cuatro de la tarde,  subimos a almorzar al restaurante del piso siete en el centro comercial Gym, el mismo que muestra su fachada antigua en el costado de la Plaza Roja. Dentro hay un restaurante económico, a diez euros el almuerzo bufet y es una comedor muy visitado.

EC
A un lado de la plaza hay un centro comercial en edificio clásico.

Allí probé la famosa sopa de remolacha, que es un plato típico ruso. Me gustó mucho porque, además, tenía picadas unas hierbitas o no sé qué aderezo delicioso. También me serví palmitos de cangrejo y champiñones, además de tiras delgadas de salmón. En estas tierras lejanas, hay que probar de todo.

Por supuesto que los rusos también tienen sus trucos para vender lo que más les  interesa. Por ejemplo, la carne real de pollo es pálida, en tanto que la que lleva harina y está elaborada con carne ‘industrial’, menos costosa, esa sí se presenta dorada y con buena pinta.

TL
En este espacio aterrizó el osado joven alemán Mathias Rust el 28 de mayo de 1.987.

Este Centro Comercial Gun de la Plaza Roja, es de verdad muy bonito, fue diseñado dentro de un edificio antiguo que seguramente fue antes una sede oficial.

Kremlin y Tumba de Lenin.

Al frente del Centro Comercial, en el otro costado de la Plaza Roja está el Kremlin y la tumba de Lenin.

TL
Junto al Kremlin se encuentra la tumba de Lenin.

Por estos días están armando en el centro de la Plaza Roja, un gran escenario para las celebraciones de la independencia rusa, el próximo 12 de junio.

Hasta acá llegará Putín con su gabinete y los embajadores de todas las naciones, quienes traen ofrendas florales ante la tumba de Lenín.

Al terminar el muro del Kremlin, sobre el lado oriental, hay suficientes baños públicos para los viajeros.

Espere mañana: Catedral de San Basilio. 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.