Sevilla (Valle del Cauca).

Sevilla, es conocido como ‘La capital cafetera del Valle del Cauca’. Y es que el Valle no es solo caña, en toda la región nor-occidental abundan cafetales en laderas, guaduales protegiendo las quebradas y palos de nogal al borde de las fincas.  

Las carreteras de doble calzada y tres carriles por las que se transita en el Valle del Cauca, son de lujo, la topografía de tierras completamente planas ayuda en su construcción y mantenimiento.

Plaza.
Parque y Basílica de Sevilla.
Jubilados.
Contertulios en el parque.

Delante de nosotros va un tren cañero de cinco canastas. Y a lado y lado de la vía, extensos cultivos de caña de azúcar.

El trayecto de la Uribe hasta Sevilla, es encantador. Se asciende un poco hasta el corregimiento ‘Pailarriba’, luego viene un trayecto plano y de rectas, para más adelante reiniciar el ascenso con curvas, hasta ‘la Capital Cafetera del Valle’.

Desde el balcón estratégico en una curva de la carretera, se observa todo esa planicie verde, cultivada de caña de azúcar, bajo un cielo azul y sol fulgurante. Y al fondo la cadena de montañas orientales.

Cerca de la cordillera central se distinguen allá abajo, hatos ganaderos con casas de corredores envolventes, guaduales y, algo de teca en los cercos colindantes.

Cultura antioqueña.

Sevilla es un pueblo colonizados por aventureros paisas. Tiene dos plazas importantes: la de la Concordia, que está frente a la iglesia neo-gótica y la alcaldía, y la plaza Heraclio Uribe Uribe, con araucarias muy altas en el parque central, en memoria de uno de los fundadores del municipio.

La calle 50 o Calle Real, es un sendero comercial que une las dos plazas. Por ese sector se estacionan los jeeps que hacen ruta a las veredas, como el muy conocido de ‘Calambombo’, un conductor joven y atento.

Campero.
Jeep Willys.
ACA.
Arquitectura de la Colonización Antioqueña.

Es fascinante sentarse en la plaza de un pueblo cafetero a  escuchar su ritmo y sentir cómo luego de una mañana nublada, el sol naciente calienta el ambiente y los ánimos.  

Infortunadamente ahora quedan menos casas con estilo de la colonización antioqueña. El modernismo ha dado al traste, con aquellas residencias de aleros forrados en madera, balcones salientes y hermosa mampostería.

Es frecuente encontrar frentes del segundo piso bien conservados, pero abajo puertas en hierro, modernas y enrollables. De todas maneras sí quedan fachadas preciosas con ventanas y puertas de colores vibrantes que recuerdan los años 50 y anteriores.

En la esquina mejor ubicada se conserva el Bar Casablanca, especializado en música argentina y de viejas épocas, que exhibe una variada colección de 15.000 discos de 78 revoluciones. Es el café emblemático más frecuentado por los sevillanos bohemios o de la vieja guardia.

Anaqueles.
Colección de discos de 78.

En el Casablanca se exhiben además, cuadros hechos con lana gruesa y en punto de cruz, que con buenos ojos, paciencia y gusto ha tejido la señora Gloria Pino.

Para ver en el Centro.

En la Plaza de la Concordia hace escuadra el edificio de cuatro plantas, que sirve de sede a la Alcaldía. No tiene estilo y fue hecho por arquitectos de poco gusto u ordenado por políticos sin escrúpulos. Internamente tampoco levanta un suspiro y sí mucha compasión.  

Alcaldía.
Sede Administrativa.
Kiosco.
El Odeón.

El ‘Odeón’ es un kiosco antiguo con forjas de hierrode mucho valor patrimonial.  

Frente a la Basílica colocaron la escultura ‘Pez de los Andes’, del maestro Omar Rayo, colorida y grande, para mi gusto: aceptable.

El Bar Palestina, en la esquina oriental de la plaza, muy bello y decorado con motivos orientales y libaneses.

Escultura.
Escultura de Omar Rayo.
Cafetería.
Cafetería esquinera.

En los costados de la plaza del fundador se ubican: la Cooperativa de Caficultores y el Colegio de las Hermanas Marianitas, en la esquina sur-oriental.

La Biblioteca y Centro Cultural Hugo Toro Echeverri, ocupa un caserón antiguo, muy bien conservado. Estando allí escuché el sonido estridente de la sirena del Cuerpo de Bomberos, anunciando que ha llegado el medio día.

Algo nunca visto en otros pueblos es el carro de basuras de Sevilla que, excelente idea, mediante música sonora de un vals o no sé cuál pieza clásica, alerta a los vecinos para que saquen los empaques con los residuos sólidos.

La Calle 51 o ‘Miranda’, es una de las más comerciales y termina en la Galería. Esta plaza de mercado es superior en espacio a las necesidades del pueblo. Está un poco descuidada y tiene muchos locales libres o sub utilizados, pero ya para el 2021 se encuentra en remodelación. Desde hace un tiempo los frúver y mini-mercados se han apoderando del comercio que antes se concentraba solo en las galerías.

Cultura.
Sede Cultural.
Biblioteca.
Biblioteca.

Alto de la Cruz.

El Alto de la Cruz es una atalaya con excelente vista sobre los cañaduzales del Valle del río Cauca.

Cerca al Colegio Santander se ubica además el taller del Municipio, desde donde la panorámica sobre el pueblo es completa.

La piscina municipal y el Estadio, están por allí,  en la periferia del pueblo.

Panorámica.
Panorámica desde el mirador.

Sevilla no ha tenido buenas administraciones municipales, razón por la cual ahora en el 2013 el pueblo se ve descuidado y pobre. Es difícil hallar dónde depositar una basura, no obstante que el pueblo se ve limpio.

Menos mal no hay casetas estacionarias en la plaza principal.

Delicias gastronómicas.

En el Restaurante El Mesón del Sevillano, el plato que más se sirve en las mañanas es el caldo de costilla, con ojos de grasa y mucho cilantro picado sobreaguando en el  líquido. Con arepita caliente, uy, qué ricura.

Y en la cafetería Don Chepe, en el atrio extendido de la iglesia sirven un desayuno entre valluno y paisa, con huevos en cacerola, arepa y chocolate. ¡Imposible pedir algo mejor!

Huevos.
Desayuno exquisito.

El ‘canastao’, es el plato típico de Sevilla e incluye chicharrón, patacones y no sé qué más delicias. Y a unos 15 minutos del parque, se llega a un pueblo original llamado Tres Esquinas. Es un sitio turístico muy reconocido.

La Basílica.

La iglesia San Luis Gonzaga de Sevilla, qué belleza de templo, uno de los primeros que admiré en el 2006, cuando apenas empezaba a extasiarme con las construcciones neo-góticas.

Ahora la basílica está recién pintada y con presentación impecable. Al entrar los fieles pisan una baldosa antigua preciosa.

Templo.
Interior de la basílica.

En la sacristía guardan las carretas rústicas, sobre las cuales colocan los pasos para las procesiones de semana santa.

En fin que Sevilla es un municipio bonito, agradable, de clima templado y sobre todo, de cultura paisa. A la salida hay una valla que dice: ‘Quien se va de Sevilla, no pierde su silla’.

ViajaporColombia nos ofrece un recorrido por Sevilla y sus alrededores:

Alcaldes de han sido: 2008-2011 Gerardo Gómez Díez;  2012-2015 Rafael Quintero Ceballos; 2016-2019 Freddy Omar Osorio Ramírez y hasta el 2023 es el señor Jorge Augusto Palacio Garzón.

Este municipio tiene en total 48.000 habitantes, de los cuales 35 mil viven en el casco urbano, y el resto: 13.000, habitan en los campos.

Miércoles 20 de noviembre de 2013.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.