Teorama (Norte de Santander).

Sábado 26 de abril de 2014

Por estos días estoy recorriendo el departamento de Norte de Santander.

CI
Colegio e Iglesia.

Viniendo de Convención, me bajé en La Merced o Llano Grande, a esperar carro para Teorama. Pero todos pasaban para Convención, apenas unas motos con parrillero o llevando mercado, tomaban la carretera de Teorama. Este municipio está ubicado al nor-occidente del departamento, relativamente cerca de Ocaña y a 250 kilómetros de Cúcuta.

Por acá, como por todos los campos de Colombia y el mundo, las motocicletas reemplazaron a las bestias, como medio de transporte de carga o pasajeros.

A
Edificio de la Alcaldía.

Apenas vino una moto sin parrillero, arreglé con el hombre, mi transporte hasta Teorama, en media hora, por $5.000. La ventaja es que por estos caminos no se usa el casco en la cabeza. De esa manera va uno más fresco y cómodo, aunque menos seguro.

Pero es difícil que alguien vaya a velocidad, por esta carretera destapada, con cascajo sobre la vía que la vuelve peligrosa para vehículos de solo dos ruedas.

La ventaja es que mi conductor sí maneja despacio y con mucho cuidado.

Casi desde cuando salimos de La Merced, se empieza a ver Convención a lo lejos y, después de la mitad del camino, es el casco urbano de Teorama el que aparece a la vista.

P
Panorámica desde la carretera.

Al principio del recorrido, el paisaje es de florestas y, por lo tanto, más azaroso; pero desde la gran curva que hay que recorrer, y desde la cual se divisa Teorama, la vegetación se abre y todo luce mejor.

Ya por aquí hay cultivos de tomate y piña,  y algunas casas campesinas a bordo de carretera.

La iglesia de Teorama de dos torres muy altas, se aprecia imponente y distinguida. El pueblo es más bien plano, está construido sobre una llanura en medio de montañas.

Le pedí a mi conductor que me dejara en todo el centro de la plaza principal y, como fue tan generoso y manejó tan bien, le pagué seis mil pesos por traerme.

PC
Parque central.

Lo que más me impresionó en la plaza principal, fue la Estación de Policía tan bien resguardada, detrás de varias trincheras para protegerse de algún ataques. Seguramente por estos días, la gente está muy prevenida ante la inminencia del Paro Agrario que se anunció para las próximos jornadas.

No obstante, la plaza y el parque están muy bien decorados. En las márgenes crecen palmeras medianas,  hay suficientes bancas y amplios pasillos.

A
Andenes limpios.

En el centro está un kiosco aceptable y el monumento a la piña: principal producto del municipio.

Pero cosa rara, las que he visto son de la que llaman ‘piña manzana’, como que por acá todavía no ha llegado la piña oro miel, que fue la que reemplazó las especies que se cultivaban antes, en el centro del país.

Contiguo a la iglesia, está el Colegio Emiliano Santiago Quintero, quien fundó este municipio hace más de doscientos años. El establecimiento ocupa una edificación tan grande, de tres plantas, que casi tapa la iglesia,  cuando uno divisa el pueblo desde la carretera.

CE
Colegio Emiliano Santiago Q.

La Alcaldía Municipal, de fachada adornada con el escudo del municipio, se ve agradable. A un lado de la plaza está la Casa de la Cultura y la Biblioteca Municipal, con pinturas artísticas y coloridas en la fachada.

Esta fue la tierra de los indios Teuramas, que consideraban su heredad como ‘El Paraiso de Dios’. Y es cierto, el paisaje es precioso y los predios para el cultivo muy fértiles.

Varias carreteras veredales salen del pueblo serpenteando la cordillera, hacia poblados cercanos.

AC
Alto de la Cruz y caminos veredales.

Una de las vías más evidente es la que lleva hasta el Alto de la Cruz, por donde están las estaciones del ViaCrucis. Supongo que un 3 de mayo o el viernes santo, medio pueblo sube hasta allá, en señal de penitencia.

La mala noticia es que por no ser fin de semana, hasta las cinco de la tarde no sale carro para Ocaña. ¿Qué me quedo haciendo yo, en esta soledad de pueblo? Y es que aunque aquí habitan en total 17.000 teoramenses, solo dos mil viven en el casco urbano y el resto, son campesinos.

He debido dejar mi morral en Ocaña y no traérmelo a este viaje. Pero como no sabía si podía hacer el periplo completo en un día, tuve que cargarlo todo el recorrido.

De todas maneras decidí regresar en moto hasta La Merced, y allí sí, esperar carro para Ocaña. Me ubiqué a la salida del pueblo, compré algo en la tienda bien surtida que hay cerca, y al momento pasó un hombre amable que vive en Ocaña, y trabaja para una empresa contratista, especializada en reparaciones eléctricas.

Muy formal el hombre, viene de San Calixto, pueblo ubicado a una hora de Teorama y más cerca del Catatumbo. Mi amigo se mueve por acá, como pez en el agua.

B
Biblioteca de Teorama.

Esta carretera es más bien sola, eso sí, cada minuto se encuentra uno motos con una o dos personas. Me preocupan aquellos a los que mi conductor no saluda, pues no serán amigos de mi acompañante.

Cuando llegamos a La Merced, el amigo no me quiso cobrar los $5.000 que habíamos acordado. Y es que durante todo el recorrido el motociclista me comentaba de las fotos que toma a los pueblos, y cómo disfruta de los viajes; en fin que el hombre se parece a mí en el gusto por puebliar y por eso prefirió hacerme la atención. Qué tan especial.

Ya en Llano grande me sentí muy bien y al momento pasó hacia Ocaña un Renault 9 que, por tres mil pesos, me dejó en Aguas Claras. No podía llevarnos hasta Ocaña, pues lo pueden informar por hacer transporte público pirata, en un auto con placas amarillas.

La ventaja fue que donde me bajé, venden unos chorizos tradicionales muy ricos, así que aproveché para, de una vez,  cargar baterías y esperar la buseta que me arrime hasta Ocaña.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en “Teorama (Norte de Santander).

    • el 28 octubre, 2019 a las 12:35 pm
      Permalink

      Excelente, comienza de a poco y con viajes cortos. El árbol más grande tiene semillas diminutas. Saludos y éxitos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *