Tubará (Atlántico).

Pueblo costero.

Son pocos los que aciertan a adivinar que Tubará, ‘Tierra Mágica y Ancestral’ hace parte del departamento del Atlántico o está tan cerca del mar Caribe que sus tierras se dejan besar por las olas tibias del océano. La mayoría ubica a Tubará en las frías montañas de Nariño o el altiplano cundi-boyacense.

Valla.
Bienvenida.
Panorámica.
Laderas que enfocan el mar.

El nombre ‘Tubará’ en lengua indígena Mocana significa: ‘Mirando hacia el Mar’. No es una exageración: Tubará se asienta en una pequeña elevación desde la cual se contempla no solo el continente sino el lago infinito de olas azules y crespos blancos, que pierden su vitalidad al esfumarse en la playa.

Desde Barranquilla.

Sobre la vía de la Cordialidad, varias personas llevaban más de una ahora esperando bus para Juan de Acosta o Tubará.

Por fin apareció un bus viejo que va para mi destino. No fue placentero el viaje, pero al menos pude acomodar tres de las cuatro letras, en una silla en la que  se formó un triduo, donde deberían caber solo dos pasajeros.

El viaje dura 40 minutos. En la autopista se desvía hacia el norte, por una vía en buen estado que asciende hasta Tubará.

Desde antes de llegar se divisa algo del casco urbano, pero lo que más se destaca es el tanque del agua sobre la colina más alta. Y es que Tubará se asienta sobre una cuchilla elevada, con vista hacia los cuatro puntos cardinales.

El Parque Mirador en la ladera de la colina es quizá la mejor atalaya. En fines de semana compite con el Mirador El Cielo en cuanto afluencia de visitantes.

Paraíso costeño.

Tubará se parece un poco a Usiacurí, el otro pueblo atlanticense, con la iglesia parroquial en un altico, el parque con bancas de cemento al frente y abundante vegetación alrededor.

Parque.
Parque principal.
Floresta.
Árboles por todas partes.

Sin exagerar se podría decir que en Tubará hay ‘árboles con casas’, lo cual hace del poblado un lugar paradisíaco y fresco.

Y es por la zona corre abundante agua en quebradas que descienden entre inmensas lajas de roca.  

La biodiversidad del territorio es evidente. Caminando por los senderos ecológicos es frecuente ver no solo aves de muchas especies, sino monos, tortugas, delicadas mariposas y gran variedad de flora.

Tanque.
Tanque a la izquierda.

Las playas de Tubará son el destino más frecuentado por los barranquilleros. Los tubareños  las mantienen limpias y disponen de ranchos con techo de hoja de palma, para disfrute de los turistas.

Típico pueblo ancestral.

El bus que llega de Barranquilla a Tubará baja hasta los barrios de la punta contraria a la del Tanque, y luego regresa al centro.

La pequeña iglesita católica de Tubará ocupa sitio especial en lo alto de una colina. La terminación colorada e la torre le da un aspecto festivo interesante.

Templo.
Iglesia parroquial.
Alcaldía.
Sede gubernamental.

También en un alto se ubica la alcaldía municipal, decente y de dos pisos. Los techos de las casas apenas si se distinguen entre los árboles, pocos pueblos con tanto verde como Tubará.

El orden y la limpieza de las calles son de admirar, todas las vías están marcadas con la nomenclatura correspondiente.

Un gran reservorio de agua es visible desde muchos puntos del poblado. Alrededor de ese tanque se podría construir otro mirador para divisar hacia otros sectores con vista de 360º.

En San Martín (Meta) hicieron algo genial aprovechando la sólida estructura del tanque del acueducto.

Tanque.
Tanque de agua.
Camposanto.
Cementerio con vista.

El cementerio de Tubará, fundado en 1.919 es también un destino turístico dada su ubicación en sector elevado con agradable vista sobre el pueblo. 

Piedra Pintada es otro atractivo para amantes de la arqueología y los petroglifos.

En Tubará se ha celebrado en otros años, el Reinado de la Moda y el Totumo. Una gran idea para promover el aprovechamiento de ese fruto en la elaboración de artesanías.

Alcaldía.
Alcaldía en otro momento.

Acá habitan en total 10.000 tubarenses o Tubareños, 6.000 en el pueblo y 4.000 en las veredas.

Alcaldes de Tubará han sido: 2016-2019 Natking Coll Alba y hasta el 2023 es el señor José del Tránsito Coll Cervantes.

8 de febrero de 2016.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *