Zaragoza (Antioquia)

Zaragoza (Antioquia).

 

Domingo 1 de junio de 2014

Como la chalupa en la cual vine desde El Bagre hasta Zaragoza, traía solo dos pasajeros, el viaje fue movidito, entre brincos de la barca contra las aguas, más bien tranquilas del río Nechí. Nos encontramos pocas embarcaciones y el viaje de 20 minutos, hacia el sur, fue contra corriente, claro. Y los $15.000 que pagué por el pasaje, fueron contra mi bolsillo, por ser turista, pues a los lugareños le cobran una tarifa menor.

Puente de Angostura sobre río Nechí.
Puente de Angostura sobre el río Nechí.

Pero qué importa, ahora debo andar rapidito, no sea que se lleguen las cinco de la tarde y yo todavía por estas tierras del Bajo Cauca.

Frontis de la Iglesia de Zaragoza
Iglesia de Zaragoza

Este río Porce o Nechí, tiene aguas bien turbias, color de tierra roja, por el lavado de ‘mina’. A mitad de camino, el río se encierra en medio de dos riberas rocosas, con bastante vegetación virgen, que forman un cauce bien estrecho. El mismo que fue aprovechado por los ingenieros para construir el Puente de la Angostura, allá arriba, por donde pasa la carretera que va de Zaragoza a Caucasia. Cuántos animales, grandes y pequeños, vivirán en esa selva oscura, al lado del puente.

Más adelante el río se pone muy sereno, debido a la gran profundidad que tiene en ese sector. Por último, ya cerca de Zaragoza, la vertiente se amplia y presenta olas, justo cuando se divisan a la izquierda, las dos torres rojizas de la iglesia de mi destino.

Apenas llegué al centro de Zaragoza, estaban pasando por televisión, la subida al podio de los ciclistas colombianos Sub-campeón Rigoberto Urán y el Campeón del Giro de Italia: Nairo Quintana. No deja de ser emocionante esta gesta del ciclismo nacional, que nuevamente ocupa las primeras páginas de la prensa especializada, como cuando, años atrás, Cochise Rodríguez, Lucho Herrera y tantos otros pedalistas nuestros, han ocupado puestos de privilegio en carreras europeas.

Pasé luego a fotografiar la plaza principal de Zaragoza que, no siendo muy grande, alberga en su marco las principales entidades del municipio: La iglesia del Santo Cristo, la Alcaldía Municipal, la Casa de la Cultura, el Banco Agrario, la Policía Nacional y la emblemática casa esquinera de Billares La Cita. Decoran el parque la estatua del Libertador y el homenaje a la Madre, quien aparece con sus dos hijos, en una imagen de color blanco.

Por dentro, la iglesia de Zaragoza, es bien bonita, con la imagen del Cristo Crucificado, en el centro del altar. Me gustó el tallado de las bancas, en madera fina, de la misma que abunda en la región. Y claro, predomina el oro en los decorados de las cornisas y columnas redondas.

En la Red de Pueblos Patrimoniales, se lee:

Imagen del Santo Cristo
Santo Cristo Milagroso

Una leyenda cuenta que, en el siglo XVII llegaron a Mompox, exactamente a la Albarrada de los Ángeles, hoy conocida como la Albarradita de los turcos, tres hombres que buscaban hospedaje. El propietario del lugar les ofreció un espacio en las bodegas del lugar. Cada uno de ellos llevaba una caja de madera, una especie de ataúd. Durante varios días permanecieron encerrados en la bodega, lo que produjo curiosidad a los vecinos quienes forzaron la cerradura.

Se dice que apenas entraron no había rastro de los hombres, pero dentro de cada caja se encontraba un Cristo tallado en madera, que había que tocarlo para cerciorarse de que no eran de carne y hueso.

Cada uno tenía un papel que indicaba su destino: Mompox (Bolívar), San Benito de Abad (Sucre) y La Villa de Zaragoza (Antioquia). El que decía Mompox lo llevaron al Altar de la Iglesia de San Agustín y los otros a la Parroquia de Mompox, donde los hicieron llegar a sus destinatarios.

Lo único barato que encontré en Zaragoza, fue el helado de $600, de la marca que me gusta. Alrededor de la plaza, hay mucho comercio, de mercancías vistosas y productos chinos ordinarios. En algunas calles, colocan arriba de las fachadas, unas telas negras que afean un poco el sector y con las cuales se consigue dar sombra a las aceras. Mientras escribo estas líneas, en la Panadería TodoPan, disfruto de un café con leche, acompañado de un pastel de pollo que, por ser frito acá, si es económico. En cambio una bebida rehidratante de 500 c. c., la venden a $3.000.

Bueno, ahora quiero conocer algo retirado del centro. Este es un pueblo más bien plano, del cual encontré en Internet, una bella vista aérea, para darme una mejor idea de su panorámica. Contrato por $2.000 una moto para que me lleve y traiga, hasta la estación de servicio Texaco, que está al otro extremo del casco urbano. Y sí, durante el recorrido, pude ver calles un tanto desorganizadas o con el pavimento en regular estado. Pasamos frente al Cementerio de Zaragoza, que tiene, a la entrada, la consabida frase:

‘Fui lo que eres, soy lo que serás’.

Hace mucho calor ahora. Tal vez por eso una bandada de loros verdes, revolotean alebrestados en el árbol cerca a la oficina de Flota Nordeste, que está detrás del parque principal. Esperamos que se complete el cupo para viajar en taxi colectivo hasta Caucasia, a $ 15.000 el puesto. O si no, a las doce del día, sale de todas maneras la buseta Nissan, en la que el cupo cuesta $12.000. Aprovecho el tiempo para fotografiar unos ‘niños desconectados’ que juegan carritos en la acera de su casa. Qué bien, estas escenas ya se ven muy poco en las ciudades.

Al fin, al medio día, salí en la buseta Nissan hacia Caucasia, por carretera completamente pavimentada y en solo una hora y cuarto de viaje. Media hora después, pasamos por El Escarralao, donde se bifurca la vía: para El Bagre o hacia Caucasia. Por la salida hacia El Escarralao, está el mejor sector de Zaragoza, los barrios mejor presentados, el Coliseo y la Biblioteca, de construcción reciente y bonita.

En hora y cuarto nos vinimos en una buseta Nissan para 9 pasajeros. Y sí, qué delicia de viaje, a buena velocidad y por una carretera completamente pavimentada y en excelente estado. En la salida para Cuturú, se subió un campesino joven a quien le admiré el cerco que le hizo a su casa con palitos en cuadrícula. Y claro, el hombre me contó que tiene habilidades para dibujar, que él le hace a veces los dibujos a los ‘pelaos’, etc.

Bella cerca en casa campesina
Hermoso cerco en casa campesina

Así que nos hicimos amigos y durante buena parte del camino aprendí de lo que me fue contando. Por él supe que Mineros S A, está promoviendo la siembra de caucho en la región. Ya hay sembradas unas 3.000 hectáreas, con el compromiso de la empresa minera, de comprar toda la producción a los campesinos y finqueros que se inscriban en el proyecto. El Caucho empieza a producir el látex al séptimo año, cuando se le hacen los primeros cortes para que ‘dé la leche’.

No es cualquier caucho el que se está sembrando, sino uno injerto, al que se le han promovido ciertas características favorables. Primero el tallo se siembra en bolsas, luego se le pega las cascarita con la que se injerta, se adhiere con cinta y cuando ya ha germinado, el tallo que se siembra es el injerto.

 

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.