El Zulia (Norte de Santander).

En el corazón del departamento de Norte de Santander se ubica El Zulia, un municipio del Área Metropolitana de Cúcuta, con Secretaría de Tránsito, lo que explica por qué hay automotores que llevan el nombre del municipio en las placas.

Desde Cúcuta la capital departamental, son solo 15 kilómetros y 20 minutos de viaje hasta la ‘Tierra de las Tapias’.

Parroquia.
Iglesia parroquial.
Esquina.
Esquina colorida.

Fuentes de empleo.

Antes de ingresar al casco urbano se atraviesa el Puente Mariano Ospina Pérez sobre el río Zulia. El viaducto fue construido en 1.949 y es uno de los más transitados del departamento, por las rutas que se dirigen a Ocaña y el occidente de la provincia. 

Más allá el sitio llamado ‘La Bomba’, es también un punto álgido y de continuo movimiento, semejante a la Glorieta del Herrero en Barbosa (Santander) o el Puente Luis Ignacio Andrade en Honda (Tolima).

Los zulianos viven del turismo, las artesanías en arcilla, el cultivo de arroz y café y la minería del carbón.

Arcilla.
Arriba: extracción de la arcilla.
Plaza.
Plaza principal de El Zulia.

Por su parte las ladrilleras también ofrecen puestos de trabajo aprovechando las minas de arcilla para elaborar uno de los productos insignia de Norte de Santander. 

Cada domingo las familias zulianas disfrutan del paseo de olla en uno de los ríos que surcan el territorio: Zulia, San Miguel o Peralonso.

En muchas casas y sitios aislados existen los letreros: ‘Sí hay gasolina o diesel’. Las Estaciones de Servicio o ‘Bombas de Gasolina’ poco se ven en Norte de Santander. El combustible traído de Venezuela, acapara el mercado.

Mientras que en el centro del país el galón de gasolina ronda los ocho mil pesos, acá se consigue a cinco mil o menos.

Cañahuate.
Árbol de cañahuate florecido.

Pueblo arborizado.

Lo más importante en El Zulia fue que hace años hubo una campaña para sembrar árboles en los frentes de las casas, y por eso ahora se ven las calles con florestas agradables y frescas, incluso al mediodía. Las vías son también amplias y fáciles de transitar.

Árboles.
Muchos árboles.
Templo.
Iglesia sencilla por dentro.

La iglesia parroquial de San Antonio de Padua, de dos torres cuadradas, gruesas y en ladrillo oscuro, apenas si aprueba el examen de diseño.

Lo más destacado en la plaza central, es la enorme ceiba que con sus ramas cubre gran parte del parque principal.

El comercio en ‘El Zulia de las Tapias’ es abundante y en el centro se ven algunos edificios modernos, como la entidad bancaria en la esquina oriental.

En la plaza central también se destaca la casa rosada perteneciente a Getulio Becerra, un músico muy conocido en la región. Fuera de ser una edificación emblemática, sirve de punto de encuentro a los lugareños.

Sitios de interés turístico.

Para obtener una vista general del pueblo, se puede subir al Barrio Cañahuate, desde donde se logra vista del pueblo suficiente y abundan los huertos de flores amarillas. En otra época del año, son innumerables las pinceladas doradas sobre el paisaje verde que ofrecen los palos de cañahuate.

El embalse del Incora es un distrito de riego construido hace más de 50 años, que  surte del agua a más de mil predios de la región, sobre todo cultivos de arroz y criaderos de peces.

Ceiba.
Árbol de samán en el parque. .
Alcaldía.
Sede administrativa.

Fuera de la cachama frita, en El Zulia se come además pescuezo relleno y sancocho de gallina.

Otro que difícilmente pasa la materia de diseño fue el arquitecto que planeó el interior de la casa de gobierno. Es un edificio moderno pero con oficinas difíciles de ubicar por tantos recovecos.

Más fantasía que realidad.

Se dice que Zulia era una hermosa princesa, hija del Cacique Cinera. Ante la muerte de su padre a manos de los españoles, Zulia agrupó hombres de las tribus que en Salazar encontraron a Diego de Montes, le ofrecieron combate hasta darle muerte y vengar así la suerte del cacique.

Otra leyenda esa sí menos creíble, es la de la Virgen de la Tablita. Se dice que cuando la señora Teresa pulía una de las tablas de ataúd que su esposo utilizaba en la carpintería, se apareció de pronto la imagen de la Virgen en el madero de segundo uso. Desde entonces en la casa familiar se venera la imagen bajo una nueva advocación.

Plaza.
Plaza central.
Cementerio.
Cementerio parroquial.

Acá habitan en total 20.000 zulianos, 11.000 en el pueblo y 9.000 en las veredas.

Alcaldes de han sido: 2016-2019 Jairo Tomás Yáñez Rodríguez y hasta el 2023 es el señor Manuel Orlando Pradilla García. Viernes 25 de agosto de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *